Es la gran ignorada entre las grandes interrogantes de la filosofía: ¿cómo hago visible mi blog?   El tema de este post son las 5 claves de un blog visible. Vos dirás…

 

5 claves de un blog visible.

 

De la misma forma que hay una mitología griega, hay una mitología de la visibilidad.  Por este motivo, nos negamos a creer en las estrategias simples: son tan fáciles de implementar que no pueden ser efectivas. ¿Decime que nunca pensaste eso?

Estás leyendo el último post de uno de los gurús del marketing. Lo dejaste para ese momento en el que ibas a poder leer sin interrupciones con la secreta esperanza de que va a responder tu gran duda. Claro… Después te encontrás con dos escenarios posibles:

  1. Un post que repite las mismas claves que ya conocías.
  2. Un experto muy astuto que crea un nuevo mito. Construye el relato en torno a una idea cualquiera (puede ser una técnica SEO, una estrategia de contenido, la clave de la promoción perfecta), lo suficientemente “cercana” como para que lo sientas posible y lo suficientemente “técnica” como para que te de una pereza infinita ponerla en práctica.

¿Me equivoco? El universo de la visibilidad online es el espacio de los nuevos mitos de la era de la información. Quienes tenemos un negocio online queremos sin duda el nuevo vellocino de oro: la atención del lector. Y estamos dispuestos a creer en dioses del posicionamiento y en todos sus enviados celestiales.

¿Por qué? Porque siempre es más simple creer que la respuesta está más allá de mí. Incluso más allá de estas 5 claves de un blog visible. En ese terreno impreciso en el que podría alcanzarla si me estiro lo suficiente.  Pero ¿cuántas ganas tengo de estirarme realmente?  Para que dejes de hacerte trampas jugando al solitario, quiero compartir contigo cinco claves de un blog visible:

 

Primera clave: la visibilidad es movimiento.

 

No busques el argumento sofisticado. Este enunciado se interpreta literalmente: se tiene que percibir tu movimiento en la marea de infinitos mensajes online.

  • No lo tienen que percibir todos los mortales. No. Solo los que te interesan.
  • Sin forzarte y torsionar tu identidad hasta límites en los que te sea imposible reconocerte. Solo estarías actuando en contra de tu verdadero interés: que te descubran y quieran volver a leerte.
  • Contratar expertos en ciencias ocultas no es necesario pero conocer cómo funciona una publicidad en la red social de tu preferencia, va a ser de suma utilidad.

Si todos los días recibo millones de noticias y todas se parecen, pronto voy a construir una coraza que me separe de lo previsible. Básicamente, porque me aburre. El lector crea un caparazón que lo protege de la clonación de mensajes y solo cuando una de estas informaciones es disonante o tiene identidad propia, su atención se dirige a lo que es diferente.

Si alguna vez estabas “oyendo sin escuchar” y de pronto alguien dijo algo que te alertó lo suficiente como para detener lo que estabas haciendo y centrar tu atención en el mensaje, entendés a qué me estoy refiriendo. Si todos gritan y vos gritás también, solo hay más ruido. Ahora, si todos gritan y vos cantás… es otra cosa. Más de uno va a percibir la melodía entre el griterío. Y va a prestar atención, buscando quién canta.

 

Segunda clave: la visibilidad es diferenciación.

 

Es la más fácil de aplicar y la más difícil de entender. La diferencia entre un blog que funciona y uno que no, es la persona que lo escribe. La diferencia sos vos:

Ahí tenés tu diferencia. No es un fenómeno incomprensible. Cuando te sentís segura proyectás seguridad. Cuando te sentís diferente, aunque hagas el mismo guiso de lentejas todos los días de la vida, tu guiso canta.

 

Tercera clave: el dichoso carisma.

 

Temita aparte es el dichoso “carisma”. Porque a mí no me engañan: no es necesario ser una sutil observadora de la naturaleza humana para comprender que detrás de un proyecto visible hay una persona carismática. Pero ¿qué pasa si el carisma no te viene de serie?

Porque algunos nacen con estrella y otros estrellados. Entonces ¿qué es lo que tienen los que nacieron con “estrella”? Más importante aún: ¿qué hacemos los “estrellados” para expresar eso que nos hace únicos y atrae a los lectores?

 

Cuarta clave: la predisposición.

 

La visibilidad no es un efecto es una consecuencia. Acá viene el baile mental de un alto porcentaje de incautos: si querés hacer esto porque pensás que es más fácil y divertido que tu trabajo burocrático y administrativo, yo que vos, me quedo con las ocho horitas.

 

Escribir un blog visible significa mucha predisposición:

 

  • A la escritura en secuencia.
  • Al aprendizaje continuo.
  • A  la conexión con otros seres humanos.

¿Demasiadas “predisposiciones” ? Tener un blog visible en la actualidad implica mucho de exposición personal y muchas ganas de comunicarte con el otro a nivel humano. ¿Por qué otro motivo desearías tanto ser visible?  Elemental: si la visibilidad es uno de tus cuestionamientos es porque tenés que trabajar sobre los mensajes de tu ego o porque estás queriendo mostrar algo de tu talento al mundo. O lo que tu talento produce.

Cuando tu blog está presente en la mente del lector, entonces sí, ya tendrás tiempo para acotar tus horas de trabajo e interacción pero mientras tanto, tu predisposición tiene que ser a estirarte todo lo que sea necesario para llegar a la meta que te propusiste.

 

Quinta clave: un plan basado en tus posibilidades.

 

La última de las 5 claves de un blog visible es la que más te interesa.  No soy precisamente la vocera principal de la organización y los planes estructurados. Por eso, experimento de primera mano con “verdades” irrefutables de la visibilidad:

 

  1.  Escribir diariamente en el blog.
  2. Practicar estrategias SEO y SEM
  3. Compartir conocimiento en comunidad.
  4. Tener presencia en todas las redes sociales.
  5. Ofrecer webinars, ponencias, conferencias y demás formas de “hablar en público”.
  6. Hacer networking, post invitados yrevistas.
  7. – Nutrir un canal en Youtube.
  8.  Organizar un podcast.
  9.  Pagar por publicidad.
  10.  Aparecer en los medios de prensa.

El anterior punteo de temas podría considerarse una “receta para la visibilidad de tu blog”. También es el comienzo de tu proyecto, que comienza cuando termines de leer estas 5 claves de un blog visible.

 

Autor

Escribir un Comentario