La idea detrás de estas 7 claves para blogueras sin experiencia es ofrecerte una panorama  de esos detalles que te sacan canas verdes cuando empezás a escribir un blog.   Si hace un tiempo que comenzaste tu andadura emprendedora, quizás lo hayas olvidado pero al principio todo es muy bizarro. Hay mucho por asumir: desde un nuevo vocabulario a una serie de acciones técnicas que pueden llegar a quitarte el sueño. Literalmente.

Por ese motivo, quiero darte una lista de siete claves prácticas. Porque una mujer que no duerme es una mujer peligrosa. Digamos que le hacemos un bien a la comunidad.

 

7 claves para blogueras sin experiencia.

 

Las 7 claves para blogueras sin experiencia son:

  1. El gran por qué.
  2. La experiencia de bautizar.
  3. Todas las galletitas son iguales.
  4. ¿Quién me va a leer?
  5. Dar con el tono.
  6. Enchúlame la plantilla.
  7. Estructura básica de tu blog.

Sí. Lo sé. Es todo muy raro. Es que en el universo desmesurado, las convenciones se nos escapan. Así que empecemos cuanto antes a desarrollar las 7 claves para blogueras sin experiencia, dándole sentido a los títulos un poco ridículos:

 

1- El gran por qué.

 

Escribo un blog. Entiendo tu debate respecto a las plataformas. Estás empezando y querés hacerlo bien: minimizar los errores y elegir lo mejor para no perder el tiempo o tu esfuerzo, cambiando a mitad de camino. Ahora, puedo decirte algo con total honestidad.

 

Después de tantos años escribiendo un blog puedo afirmar sin que me tiemble el pulso que más importante que  la plataforma que decidas utilizar es  qué pensás hacer con ella.

 

Por este motivo, la gran pregunta es ¿Por qué voy a escribir un blog? Así de simple -o de complejo, según el caso- como lo estás leyendo.  Primero vas a definir por qué querés escribir un blog y luego, con ese aspecto muy claro para vos, te ocuparás de elegir plataforma.  Todo esto sabiendo que nada está escrito en piedra y que cambiar (aunque sea a mitad de camino) tampoco te va a matar.

No existe la dicotomía entre  blogs “personales” y “profesionales”.  Un blog escrito por una persona es personal aunque pertenezca a una corporación.  Pero tus intenciones y aspiraciones no son las mismas. Si querés

  • Hacer visible tu negocio físico u online.
  • Conectar con tu audiencia .
  • Ganar autoridad en tu tema.
  • Ofrecer tus productos o servicios.

Podés tener uno de los objetivos anteriores o quizás todos ellos.  Si querés hacerte un favor, empezá con calma. Pensá con serenidad cuál es tu objetivo al escribir un blog y elegí la plataforma que mejor se adapte a tus necesidades en este momento.

 

2- La experiencia de bautizar.

 

Otro tema ineludible en estas 7 claves para blogueras sin experiencia es el nombre y la url de tu blog.  Por si te suena a chino: la url es la dirección virtual de tu blog y es la secuencia de palabras que aparece en el buscador para identificarlo. A ver, poner nombres no es fácil. Si querés profundizar en el tema, podés descargarte el PDF.

 

 

La pregunta más frecuente respecto a este tema, es si el nombre y la url tienen que coincidir. La respuesta es simple: si querés hacerte un favor, sí. Debería coincidir porque favorece la memorización y nosotros queremos que el lector nos recuerde.  Por este motivo un nombre tiene que ser sonoro y significativo.

 

3- Todas las galletitas son iguales.

 

Todas las galletitas son iguales o el arte de definir el tema de tu blog. Los nombres de las protagonistas de esta historia fueron cambiados para proteger su privacidad pero lo cierto es que se parecen mucho a mí madre y a mí.

Ponete en esta situación. Madre con gripe me envía a comprar una lista de comestibles escrita de su puño y letra. Entre los productos de la lista, se lee la palabra “galletitas”. Al leer, suenan las señales de alarma desmesuradas. Conozco demasiado a la mujer que me parió como para saber que si traigo las primeras galletitas que se me crucen (¿por qué negarlo? Es algo que yo haría) me va a poner cara de “tendría que haber ido yo aunque tenga 40 de fiebre”. Además de hacerme objeciones de precio, peso, textura y sabor.

Entonces, antes de llegar a esa escena apocalíptica, me encuentro diciéndole a madre:

-Específicamente qué galletitas son las que querés que compre.

Cuando me responde “cualquiera”, descubro que estoy grande para creerle e insisto en la definición. Quiero pelos y señales de las galletitas. Lo mismo, haría para ayudarte a definir el tema de tu blog. No te conformes con “galletitas”. Querés galletitas con pelos y señales.

¿Qué es lo que hace única tu propuesta?  Acotar, definir y aportar algo que sea una novedad o una nueva forma de mirar lo que ya hay, es la clave para elegir el tema de tu blog.

 

4- ¿Quién me va a leer?

 

No me canso del tema. Definir tu lector es esencial y quizás sea la más importante de las 7 claves para blogueras sin experiencia. Pero como es un tema del cual ya hablamos recientemente, si querés hacer el ejercicio podés leer el siguiente post:  Por qué escribir post de 1000 palabras.

Además, para esos momentos en los que te asalten las dudas, quiero contarte algo que dijo alguna vez mi amiga Marcela, que escribe uno de los blogs más lindos -y leídos- que conozco: “Ahora no me lee nadie. Pero me van a leer”. Esa es la fe que necesitás para empezar.

 

5- Dar con el tono.

 

Esta es una gran pregunta. De hecho el mejor tono de tu blog es tu tono coloquial. Como si estuvieras hablando con una amiga. Por supuesto que existen  detalles de construcción  gramatical y estilo que podés pulir. Sin embargo, en lo que refiere al tono de tu blog,  priorizá todo lo que te aleje del acartonamiento. Quizás sientas reparos, por este motivo confirmo: es la mejor sugerencia que puedo hacerte.  Lo ideal sería que evitaras:

  • Palabras que puedan “herir la susceptibilidad de tu lector” (todo un tema para debatir)
  • Regionalismos excesivos que dificulten la lectura (salvo que solo escribas para las personas que comparten tu registro lingüístico)
  • Vocabulario excesivamente técnico referente a tu tema (de esas palabras que son para “entendidos”)

Quiero que recuerdes que un blog es esencialmente un canal de comunicación por lo tanto, eliminá todas las barreras que te separen de tu lector.

 

6- Enchúlame la plantilla.

 

La de tiempo que perdemos con las plantillas. Ya sea eligiéndolas o toqueteándolas, nos pasamos horas buscando una imagen que sea la  que nos exprese con toda la intensidad de nuestra identidad. Quiero ofrecerte la más sensata de las 7 claves para blogueras sin experiencia:

 

Relajate un poco. Tu primer blog te tiene que dar vergüenza.  Si tu primer blog no te da vergüenza, es porque demoraste demasiado en comenzarlo.

 

Es natural que no sea ni perfecto.  Ya tendrás tiempo de comprar una plantilla o de contratar un diseñador, llegado el caso. Esmerate porque se vea lo mejor posible pero no dejes los ojos con el código. Es tiempo perdido, salvo que sea tu trabajo.

 

7- Estructura básica de tu blog.

 

Cuando está empezando un blog, todo en su estructura  es nuevo y complejo de recordar. Después de horas de intentarlo, llega un momento que te dicen “header” y “footer” y vos querés tirar el blog a la basura cibernética.

Para que evites dar la computadora contra el piso, te cuento cuáles son las páginas básicas que necesitás en tu bog:

  1. Inicio
  2. Sobre mí
  3. Productos y Servicios
  4. Recursos
  5. Contacto.
  6. Galería o Portfolio.
  7. Aviso legal.
  8. Términos y condiciones.
  9. Políticas de privacidad.
  10. Preguntas frecuentes
  11. Testimonios y prensa.
  12. Empieza aquí

 

Quizás no las necesites todas. Claramente, la selección depende del tipo de blog y sus objetivos. Si te corrió un sudor frío cuando leíste “legal”, quiero que sepas que es por tu seguridad. Si querés aprender más, podés leer este post de Raquel Blanco: Las páginas legales de tu blog.

Escribir cada una de estas páginas es un desafío. Para simplificarlo, frente a cada una de ellas te vas a preguntar:

 

  1. En primer lugar: ¿qué es lo que quiero que el lector vea?
  2. Pero también: ¿qué es lo que quiero que el lector entienda?
  3. Y por último: ¿qué es lo que quiero que el lector haga?

 

¿Qué te parecieron las siete claves para blogueras sin experiencia? ¿Alguna de ellas te preocupaba más de la cuenta? Si es así, contámelo en los comentarios y no olvides descargar tu material para escribir post de calidad.

 

Autor

7 Comentarios

  1. Me vino genial leer esto. Porque la verdad , yo me estoy permitiendo ser novata jajajaja. No me presiono ni con el diseño, (que ooooobviamente quiero que sea precioso), tampoco me presiono con la frecuencia. Me estoy centrando en escribir. Y si, si, ya se que voy lenta, pero soy novata!!! Lo que me pasa es que pienso: ” ¡y esto a quién le interesa?” ” hay post mejores sobre esto” ¡Y yo me lo paso bien escribiendo! Pero me boicoteo mucho. Ya sé que no me lee nadie ( bueno, mi ex me lee) pero me preocupa aburrir o que no se entienda el mensaje. Ese es mi problema. Yo soy mi problema jajaja

    • Hola Laura! Hay que trabajar sobre tu “problema” y sí: permitite ser novata es una experiencia que te ayuda a estar alerta para aprender, corregir y hacer un espacio a tu medida. Besos

    • Sea novata y disfrútelo! Que ya llegarán otros momentos en los que esta primera etapa te resulte hasta tierna. Besos!

  2. Me encantó, siempre me da fuerza sentirme novata, me gusta ese aire fresco. Muchas gracias Paula: simpre activa y propositiva. Un abrazo muy cariñoso

  3. Hola Pauli!
    Hace rato estoy buscando un post que estoy casi segura se titulaba: “Tengo un blog, y ahora qué?” jaja ( Hablando de los títulos que uno recuerda…no?) Pero bueno llegué aquí.
    Y sí, armé el blog (dejé el link escondidito en la opción “sitio web” ja!), y la verdad es que tambien tuve un blog hace muchos años que usaba a modo de diario intimo. Muy pocas personas lo leian…ahhh pero como me fluian las palabras!! Es más, al releerlo ahora me preguntaba porqué deje de escribir (tengo una hipótesis*) y/o porqué me cuesta tanto escribir sobre algo que me gusta…
    Podría decirse que no arranqué siguiendo tus instrucciones, pero me abri abruptamente (hace dos días) la cuenta en blogger y subi dos posteos (que habia hecho en Instagram y Facebook) porque tiendo a posponer mucho las cosas…Entonces me “autogenero” la presión de saber que: está ahi, ahora tenés que escribir!
    Ahora que leí las instrucciones voy a ponerme en campaña para pulir la cuestión…

    *Hipótesis: Escribí mucho y me gustaba como lo hacía, en épocas poco felices para mi…(casi siempre crisis existenciales o amorosas), ahora hace 3 años que soy 99% feliz, y ese 99% se lo lleva el amoooorrr, (el 1% restante son fastidios laborales), y es como que se me fue la inspiración…!

    • Tu teoría tiene mucho apoyo científico… el dolor es uno de los motivadores de escritura más poderosos y la escritura una de las formas de procesarlo sin perderse en el camino. Me alegra que hayas empezado! Me voy de visita a ver tu blog. Besos!

Escribir un Comentario