Este post trata uno de los temas que más evitamos: los aspectos legales de tu blog. Somos creativas. Nos cuesta organizarnos con todos los requisitos espinosos de un negocio online. Y pensamos más en los detalles estéticos que en los grandes problemas que podríamos evitarnos, teniendo en cuenta, desde el principio, tres criterios  básico.

Para quienes viven en la Unión Europea, pensar en la legalidad de su blog es un requisito básico. Básico desde el mismo momento en el que deciden implementar una plataforma de adquisición de suscriptores.

Tampoco creas que si sos de “este lado del mundo” estás libre de sorpresas. Es verdad que las latinas no tenemos restricciones legales para la adquisición de suscriptores. Pero es solo por el momento.  Si tu idea es tener un negocio online, este post te interesa.

Por este motivo, invité a Raquel Blanco, referente de Blanco Legal  a compartir su experiencia con nosotras. Raquel es de esos seres humanos de energía arrolladora que tienen respuestas certeras y mucha experiencia emprendedora.  Leé el post con atención. Luego, tomá nota de cuáles son los requisitos legales elementales cuando vas a escribir un blog que será la plataforma online de tu negocio.

 

Aspectos legales de tu blog.

 

Sí, es comprensible: ya estás bastante liada intentando organizar tu blog. Sin embargo, ¿quieres transformar tu blog en profesional? ¿Le estás dando vueltas y más vueltas?  Seguro  en algún momento pasaron por tu mente las palabras “ley de protección de datos” . Seguro también,  justo en ese momento te entró un cansancio infinito.

No sé cuál es tu país, pero seguro que hay legislación específica sobre la protección de datos. Así que el mejor consejo que puedo darte es que visites a un abogado de tu localidad. No “cualquier abogado”. Busca uno que conozca el derecho aplicable en tu zona, que pueda asesorarte y ayudarte en esta parte, que siempre resulta un poco antipática.

Aunque en un principio te resulte antipática, vamos a intentar buscar una explicación a todo este lío. Y voy a contarte las cuatro cosas que debes dejar claras si tu blog es profesional (ya sabes, ganas o pretendes ganar dinero con él). O simplemente si  tienes una lista de correo para comunicarte con tus lectoras.

 

Criterios fundamentales…

 

Yo vivo en España. Conozco la legislación española y sé que la legislación europea es muy exigente con estas cosas. También sé que cuando una comienza es en lo último que piensa. Está muy ocupada con la larga lista de tareas. Es un gasto inesperado el tener que contratar a un abogado y todas sabemos que la lista de gastos nunca baja. Como además es un tema lioso y antipático, se queda relegado al final.

Hoy vengo a intentar convencerte justo de todo lo contrario. Para mí uno de los mejores momentos para poner al día con la ley tu blog, es justo al comienzo.

Si tu lista de correos comienza a crecer, muy pronto se hará tarde. Así que vamos a comenzar. Lo primero que te voy a pedir es que visualices cómo te sientes cuando visitas un blog, cualquiera, uno en el que te sientas a gusto. Quiero que pienses qué te gustaría que hiciera tu bloguera favorita en relación con los datos que le dejas en el blog. Cuando le dejas un comentario en un post o al suscribirte a su boletín. También cuando compras ese curso tan deseado o compras un bolso precioso.

¿Lo has pensado?

Seguro que piensas en “seguridad”, esa palabra mágica. Y lo único que le pides a tu bloguera favorita es que utilice todos los medios que están a su alcance para que tus datos personales estén a salvo,

¿A que he acertado?

Pues eso mismo es lo que te pide la ley. En cada país nos pedirá que seamos mas o menos exigentes, pero siempre nos pedirá que los datos que nos facilitan nuestras lectoras, estén seguros. Por eso es tan importante que consultes a un abogado de tu zona, porque así no habrá duda.

 

Aviso Legal.

 

En este lado del mundo, en concreto en España, lo que nos pide la legislación es muy fácil y sencillo. Se llama Aviso Legal. En otros países puede llamarse “Términos y condiciones de uso”. Ya sé que es un nombre muy duro, que puede asustar pero… no creas, solo está en tu blog para ayudarte.

Con este aviso legal, que debe estar en un sitio visible para que cualquiera pueda tener acceso, vas a decirle al mundo quién eres, con nombre y apellidos. Cuenta que eres una persona de carne y hueso, con domicilio, correo electrónico y teléfono, así tus visitantes se asegurarán que no eres un fantasma.

También debe incluir toda la información sobre tus precios, que pasos hay que seguir para realizar una compra, las condiciones generales de contratación y algo absolutamente necesario: cómo acceder a esos datos, modificarlos e incluso eliminarlos. Es lo que conocerás como derechos ARCO.

También debe incluir toda la información sobre cómo se resuelven los conflictos (si lo hubiera en algún momento). El tema de los reembolsos, de los envíos, las condiciones de pago o simplemente la confirmación del pedido.

Como puedes ver, todas estas cuestiones hacen que te sientas muy, muy segura.  Porque cuando accedes a una página y antes de comprar nada, o de dejar un solo dato, puedes saber cómo actúa.

Imagina la tranquilidad que le ofreces a tu gente, que en todo momento van a saber dónde encontrarte, o como vas a actuar ante cualquier problema, para mí es algo básico, ¿estás de acuerdo?

 

Política de privacidad.

 

Otra de las cosas que nos pide la ley es la declaración de política de privacidad. No es nada más que contar a tu público que haces con los datos que recoges, cómo los vas a almacenar, que medios vas a utilizar para protegerlos y cómo pueden acceder a ellos.

Es una meta declaración. No hay que tomar medidas específicas a este respecto. Salvo que los datos que almacenes tengan la condición de esenciales, que son todos los datos personales, apellidos, domicilio, fecha de nacimiento, datos económicos, etc.

La ley española nos exige que registremos dichos archivos en la Agencia Española de Protección de Datos. Con la mera comunicación es suficiente. La propia página te explica cómo puedes hacerlo. Aunque yo te sigo recomendado que consultes con tu abogado para saber que todo está en orden.

Y ya casi para acabar la legislación española nos exige que tengamos una política de cookies…

 

Política de cookies.

 

Las cookies son archivos que se instalan en el navegador que utilizas y extraen datos relativos a tu navegación en la red. ¿Para qué te preguntarás? Así intentan afinar mucho más las búsquedas. Y tú, tanto si resides en España como si resides en Europa pero diriges tus actividades a España, estas obligada a varias cosas:

 

  1. Primero debes Informar al visitante a tu página web que tu sitio usa cookies, qué tipo de cookies usa, cómo y para qué las usa y cuánto tiempo se almacenan las mismas.
  2. Por último, solicitarle que apruebe que esas cookies se instalen en su navegador antes de que se instalen en el ordenador.
  3. También llevan la leyenda de que la navegación en la página sin haber aprobado las mismas se entiende como aceptación tácita.

 

Casi todos los servicios web instalan dicha política por defecto. Tanto Blogspot como WordPress lo incluyen en su paquete. Recuerda que hay cookies que se instalan automáticamente, como las que instala Google Analytics, por lo que deberas revisar tu política de privacidad.

 

Política de copyrigth.

 

Con eso cumples con la ley, pero quiero aprovechar para que pienses en varias cosas que hay que tener en cuenta:

– Debes pensar en la política de copyright. Tus lectores deben saber si pueden compartir el contenido o no de tu blog, que pasos deben seguir para ello, si las fotografías que publicas tienen limitaciones de uso y demás.

–  Quiero que pienses, sobre todo, cuando utilizas imágenes que no son tuyas,que debes tener mucho cuidado con los derechos de autor y las limitaciones que existen al trabajo de los demás.

No puedes utilizar imágenes que desconoces de quién son. Hay que cumplir con los deseos de los autores de las mismas, no dejes que tu blog incumpla ningún derecho de otra persona. Siempre es una situación fea, que afea a tu blog.

Nosotras queremos blogs igual de bonitos que nuestras lectoras, así que cuando no sepas qué hacer, pregunta. Y si no encuentras la respuesta, no actúes.

 

¿Ves como no es tan difícil lo que en un principio te parecía una montaña?

 

Si tienes un blog, te recomiendo que repases tus textos legales. Que consultes a un abogado, que no te dediques a copiar los textos de otra página, sino que se hagan especialmente para ti. Si lo haces al principio, estarás totalmente segura, tus lectoras estarán totalmente protegidas y podrás dedicarte a tu blog y no estar preocupada en si cumples o no la ley, y si tienes dudas, pregunta, que intentaremos ayudarte,

Disfruta tu blog.

 

Palabras finales.

 

Te dije que leerlo era buena idea. Es que en la familia de Raquel llevan 76 años haciendo fácil lo difícil. Ahora, con un panorama más claro de los aspectos legales que tenés que cuidar cuando comenzás a escribir un blog profesional, podés ir tomando recaudos. Recordá investigar consultar y cuando llegue tu momento de vender, lo vas a hacer con seguridad para vos y tus clientes.

 

Autor

Escribir un Comentario