¿Te gustaría crear con una mano mientras la otra se dedica a escribir contenidos para hacer visible tu marca? Entonces, te recomiendo dedicar los próximos cinco minutos a leer este artículo. ¿Por qué? Porque voy a contarte 3 principios de creación de contenido para redes sociales desmesuradas. Además, comparto contigo algunos consejos prácticos para que no te descubras pensando:

“Ya lo tengo: hoy publico un video del gato maullando sobre mi computadora”.

O, “todavía no publiqué en Instagram. Sale  foto del guiso de porotos negros mientras lo estoy cocinando”.

Cuando claramente tu perfil no tiene relación alguna con la cocina. Ni con los porotos de ningún color.

 

Tres principios de contenido para tus redes sociales y un secreto de persuasión para gestionarlas sin dedicarle tu vida.

 

Contenido para redes sociales.

 

Todo tiene sus límites. Aunque tu alma se rebele a los condicionamientos estéticos de Instagram, habitualmente sos cuidadosa respecto a tus publicaciones. Si publicaras la foto de un guiso lo servirías en una mesa blanca y con vajilla de Anthropologie. En uno de esos gestos que, rápidamente transforma tu estatus: de mancha de tuco a instagramer trendy que reconoce el valor de la cocina tradicional.

Cada red social tiene sus propias reglas internas y seguir su juego es parte del éxito de tu propuesta. Si, de cierta forma, no vas a negociar con las reglas no escritas de cada plataforma, entonces un negocio online no estaría siendo la opción que más te favorece.

¿Lo pensaste? Si aún considerás que el mundo online es un espacio relevante para la difusión de tu talento o conocimiento, entonces te invito a conocer los siguientes 3 principios de creación de contenido para redes sociales:

 

  1. Elección de temas de actualidad.
  2. Acuerdo emocional.
  3. Mensaje positivo.

 

1- Elección de temas de actualidad.

 

Los dichosos “trending topics” son el secreto para convocar de forma rápida y efectiva la atención de tu audiencia. Tanto la de quienes ya conocen tu trabajo como la de quienes aún no accedieron a tu propuesta.

Enfocarte en noticias de actualidad no colabora con el objetivo de crear contenido perenne, que funcione para tus lectores más allá del momento específico de su creación. Sin embargo, es una forma comprobada de atraer nuevos clientes potenciales a tu marca. Pensá cuántas veces llegaste a un espacio por curiosidad y si encontraste detrás del texto circunstancial una propuesta interesante, decidiste seguir leyendo.

 

Este es el punto: crear un contenido circunstancial que atraiga a los lectores ávidos de novedad, con la certeza de que el material en tu blog despierta interés más allá de las circunstancias.

 

Este tipo de publicación exige actualización constante. Sin embargo, no es necesario que dediques horas a leer contenidos frescos de otros creadores para mantenerte al tanto de las noticias.

 

El primer consejo práctico.

 

Deberías considerar que, dado el volumen de contenido para redes sociales que se produce diariamente es imposible acceder a todas las novedades disponibles. Con esto en mente, tu objetivo es seleccionar y priorizar las noticias de tu sector. No pretendas “estar en todo”. No es posible, frustra y conduce al abandono de todo esfuerzo.

Con el aspecto anterior muy claro, te conviene seleccionar una herramienta de curación de contenidos. ¿Por qué? Porque permiten acceder a la información de forma rápida y sencilla. Por supuesto que este tipo de aplicaciones van a seleccionar el material relevante por vos y esto, tiene lo suyo de discutible. Pero es la opción más efectiva para publicar temas de actualidad sin dedicarle más de quince minutos al día a la tarea. Te recomiendo conocer Dlvr.it 

 

2- Acuerdo emocional.

 

El compromiso de tu audiencia tiene un primer paso: la empatía. Para lograr que tu audiencia empatice con tu contenido para redes sociales deberías crear un escenario en el cual tu lector pueda situarse e identificarse, viviendo un conflicto que conoce y para el cual busca una solución concreta. ¿Cómo se crea un escenario en el cual el lector se sitúe e identifique? Veamos tres formas diferentes de nutrir el escenario emocional de tus lectores.

 

a- Contar historias.

 

¿Soñaste con una audiencia fascinada con tus palabras? Entonces, es el momento de crear suspenso y enfatizar la relevancia de tu propuesta. Con este fin, aprender storytelling se transforma en una herramienta de crecimiento para tu marca y te ayuda a crear contenido para tus redes sociales que sea conversacional. ¿Te interesa aprender más sobre el tema? Te sugiero comenzar por Enganchar lectores con storytelling.

 

B- Ser el tábano.

 

Estar tan presente como sea posible aún a riesgo de sentir que estás actuando como un tábano. No tengas miedo de ser el tábano que no deja respirar al buey. De hecho, muy por el contrario de lo que podrías creer, la exposición constante a una propuesta aumenta nuestra simpatía por ella. La repetición “anestesia” las molestias que podría causarnos un tono de voz, un lente mal enfocado o una mala dicción.

 

Cuando la propuesta es interesante, la “mera exposición” genera empatía en el otro y un sentido del hábito que deberíamos cultivar para relacionarnos con nuestra audiencia.

 

C- No asumas nada.

 

No asumas que las personas van a sentirse conmovidas por tu mensaje. No asumas lo que otros piensan, sienten o necesitan. Cuando tengas dudas sobre la creación de contenido para tus redes sociales, acudí a tu audiencia. Cuando quieras algo, animate a pedirlo.  Más aún, no dudes en explicar el por qué de tu pedido y las consecuencias del mismo para vos y para quien te escucha o lee. Las personas están más dispuestas a actuar cuando entienden por qué lo están haciendo y, además, es mega sencillo.

 

El segundo consejo práctico.

 

El acuerdo emocional con los lectores es el origen de todo pacto de lectura. ¿Qué significa esto? Que si quiero que lean mis textos tengo que conocer cuáles son los puntos de intersección entre mis intereses y los de quienes me leen o escuchan. Contar historias te ayuda a contextualizar datos, compartir emociones y estimular a la acción sin abusar del recurso de la escasez.

Pero tan importante como aprender a contar es mantener una  actitud ajena a los juicios de valor. Solo cuando suspendemos nuestro juicio respecto al otro aprendemos a escucharlo de tal forma, que es mucho más simple comunicarme con él.  Y por supuesto, crear contenido para redes sociales que le interese. A este propósito, llega el tercero de los principios.

 

3- Mensaje positivo.

 

Las personas que viven rodeadas de una nube gaseosa rosada solían ponerme nerviosa.  Recuerdo preguntarme con exasperación: ¿acaso no vivimos en el mismo mundo? Si algo puedo asegurar es que mis cuadernos nunca vieron unicornios ni arco iris brillantes. Una temprana inclinación existencialista se rebeló contra toda ñoñería adolescente. Empecé a preocuparme por el sentido de la vida y la tendencia humana a la destrucción antes de que me colonizara la publicidad Disney.

Con este panorama, no habría sido raro que me mantuviera al margen de las redes sociales. Mucho más aún, lo natural habría sido que las denostara sin ninguna condescendencia. Sin embargo, transitar la vida tiene la ventaja de moderar las rebeliones y rigideces. Hoy, soy capaz de mirar con simpatía el avance del rosa pastel en el mundo de las ideas sin que se me incendien las neuronas.

No sé qué llegó antes, si la comprensión del funcionamiento de las redes sociales o mi resistencia hepática al efecto Barbie. Lo cierto es que hubo un momento en el cual entendí qué buscan los seres humanos en las plataformas de comunicación social. Y lo acepté como parte de la realidad por más incredulidad que me provocara. Uno de esos momentos en los que “te unes o te marchas”.  Demás está decir, que decidí quedarme.

 

El tercer consejo práctico.

 

Te propongo como principio para tu contenido para redes sociales un tono positivo y alentador, aunque esto no significa anular toda la complejidad de la vida. Tener perfiles perfectamente rosa no impide que escribas sobre tus zonas de sombra (allí donde el rosa no es tan pastel). No tiene sentido ocultar las luchas interiores que te transforman en la persona que sos.

Escribir  “mensajes positivos” no significa anular el dolor del rechazo o los obstáculos, sino aprender a mirar cada una de estas circunstancias como oportunidades de aprendizaje. Sea cual sea su final. No todos tus relatos tienen que corresponderse con historias de éxito. Pero sí, todos tus relatos tienen que ofrecer a quien lee la esperanza de recuperarse y seguir adelante más allá de las circunstancias.

 

Dicho esto: por favor, no me llenes el feed de unicornios y corazones. Que sean tus textos los que expresen una forma radiante de ver el mundo.

 

¿contenido para redes sociales desmesuradas?

 

Crear contenido para redes sociales es un desafío cotidiano. Para las más previsoras, una meticulosa tarea de anticipación. Para quienes tienen menos afán de organización, una carrera contra el tiempo.

Desmesuradamente hablando, el secreto para gestionar redes sociales que despierten compromiso entre una audiencia específica supone poner en práctica los tres principios anteriores y un truco simple de persuasión. ¿Te cuento más?

Solemos creer que convocar y persuadir significa entusiasmar a otros con lo mismo que a nosotros nos entusiasma. Y con la misma intensidad. Esta forma de encarar tus perfiles sociales no va a ofrecerte los resultados que estás esperando.

 

La autoridad social no tiene un fin persuasivo en sí misma. El objetivo de tus publicaciones en redes es acercar a quienes te leen -todos los días un poco más- a tu forma de entender el mundo.

 

¿Cómo? Respondiendo objeciones, disipando temores, mostrando un detallado conocimiento de tu área del conocimiento o de tus productos,  mostrándote auténtica y practicando la coherencia entre tus palabras y tus acciones. El resto, es pura constancia.

Autor

Escribir un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.