El sistema EDP4  es la fórmula desmesurada para escribir contenido persuasivo.  No te alarmes: no me sedujo ningún espíritu algorítmico. Sigo creyendo que los sistemas se crean para desobedecerlos de la forma que mejor nos parezca. Pero tampoco soy necia.  Que ser desmesurada no significa masticar vidrio. Hay ciertos procesos que pueden sistematizarse y que esquematizados ayudan a escribir con mayor creatividad.

Por eso, quiero compartir contigo cómo preparar y estructurar tus contenidos para lograr con ellos los objetivos que te propongas para tu blog, tienda, redes sociales, etc.

 

Estás a un click del sistema para escribir textos que emocionan y persuaden.

 

contenido persuasivo: Sistema EDP4.

 

¿Preparada para escribir? Vamos paso a paso para que puedas seguir el proceso y adaptarlo a tu propio ritmo.  Si estás escribiendo para tu blog y tu objetivo es atraer tráfico orgánico, mi primera sugerencia llega en forma de herramienta.  Tranquila que no se trata de nada sofisticado. Ni es complicado ni va a tomarte más de cinco minutos.

Cuando estás dispuesta a dedicarle tanto tiempo a tu blog para atraer lectores y seducirlos con un contenido persuasivo,  cinco minutos más en tu esquema no generan un gran desbarajuste. Especialmente si estos cinco minutos extra, te garantizan el potencial de responder con tu texto a las preguntas que las personas hacen en los buscadores.

Va tomando color ¿ no?

 

1- Define tu palabra clave.

 

Seguramente el tema que elegiste para desarrollar puede sintetizarse en una palabra clave.  Esta palabra (o conjunto de palabras) va a ser el punto de partida de tu contenido persuasivo.  Si estás cuestionándote por qué es tan importante elegir esta “keyword”, dejame responderte en términos desmesurados:

 

Cuando las personas escriban estas palabras en un buscador, si éste considera tu post relevante para el usuario, va a mostrárselo como primera opción.

 

¿Más interesada ahora en encontrar tu palabra clave?

¡Genial! Cuando la definas te sugiero que visites Ansewer the Public.  Esta herramienta te permite elegir el país y el idioma  para analizar tu palabra clave. incluso, puede orientarte para transformar una palabra en un conjunto de palabras que los usuarios buscan con más frecuencia.

 

Te prometo que el resultado te va a sorprender.  En cuestión de segundos, ATP te ofrece en forma de gráficos visuales todas las búsquedas de tu palabra clave en Google y Bing con decenas de variantes.

 

También podrías usar otra herramienta como Buzzsumo  para verificar el posicionamiento de tu palabra en las redes y cuántas veces fue compartido.  Si además, ya que estás en el baile te disponés a bailar, te sugiero que le des un vistazo a los resultados más compartidos:

 

  • ¿Cómo está escrito el título?
  • ¿Cuál es la red social en la que más se compartió?
  • ¿Qué puntos cubre?
  • ¿Puedo añadir algo que no fue dicho?
  • Si ya todo fue dicho:  ¿puedo plantearlo de una forma inteligente?

 

2- El esquemita previo.

 

Estos cinco minutos extra de búsqueda te ofrecieron mucha información. Pudiste ver cómo escriben los usuarios sus búsquedas,  observaste cuáles son los contenidos más compartidos e incluso tuviste la oportunidad de verificar qué puntos fueron cubiertos de tu tema y cuáles aún quedan por desarrollar.

Con toda esta información es momento de realizar un esquema para escribir contenido persuasivo específicamente pensado para tu cliente ideal.  ¿Qué elementos tiene que cubrir tu esquema?

 

  1. El título
  2. Una descripción muy sintética de cuál es el tema del post.
  3. Tres subtítulos que señalen tópicos importantes para escribir.
  4. Un párrafo de despedida con una llamada a la acción.

 

1- El título.

 

Si estás floja de títulos para tu contenido persuasivo, te invito a leer 4 trucos para escribir títulos persuasivos. El título es el nuevo negro. Si tu título no atrae… no hay ni paraíso ni lectores.  Dedicale todo el tiempo que sea necesario para garantizar un click  y un nuevo lector.

 

2- La síntesis.

 

Una descripción sintética del tema de tus post sería un resumen de no más de 100 palabras en las cuales vas a expresar por qué es importante para el lector dedicarle diez minutos de su tiempo a tu post.  ¿Cómo vas a crear esta síntesis? Respondiendo la siguiente pregunta: ¿por qué tendría que leer tu post?  En función de la respuesta a esta pregunta, desarrolla tres subtítulos relevantes para el tema.

 

3- Los subtítulos.

 

Cuando elijas los subtítulos para tu  post quiero que pienses en ellos como hitos por los que tu lector necesita pasar para llegar al destino final: informarse sobre el tema del que estás escribiendo.  Tu esquema básico para cada subtítulo sería el siguiente:

 

1- Subtítulo

  • Primer aspecto por el que debería leerte.
  • Segundo aspecto por el que es interesante leer este tema.
  • Tercer aspecto: lo que deberías saber antes de seguir adelante.

 

De la misma forma vas a esquematizar cada subtítulo. En este momento también podrías añadir material complementario que pensás usar en tu post (fotografías, infografías, video)  o alguna lectura recomendada para que quienes  quieren seguir aprendiendo tengan la posibilidad.

Antes de darte cuenta, tenés creado el esquema principal de tu contenido persuasivo y estás pronta para sentarte a escribirlo.

 

4- El párrafo de despedida.

 

Este es un punto de tu contenido persuasivo que podés repetir formulariamente en cada post.  Sí… podés usar tu despedida como una “muletilla”  que te identifique o te destaque entre la multitud. Vos encontrarás la forma en la que te sientas más cómoda despidiéndote de tus lectores. Sin embargo, sí o sí, deberías añadir una “llamada a la acción”:

 

  • Invitar a seguir leyendo.
  • Dirigir a los lectores a tu tienda.
  • Sugerirles suscribirse en tu lista.
  • Incentivar al comentario.

 

La elección de esta despedida de tu lector es sumamente importante para transformar el tráfico frío que llega de Google en la posibilidad de un nuevo lector.

 

Escribir contenido persuasivo no es changa…

 

No lo es. Escribir contenido persuasivo lleva su tiempo. Esa es la razón por la cual, escribir más de un post por semana ofreciendo calidad a tus lectores es tema de profesionales entrenados. Aunque el entrenamiento profesional tampoco garantiza que la calidad de todos sus post sea homogénea.

Sin embargo, el siguiente esquema va a ayudarte en el proceso de creación. Y dicen que la práctica hace al maestro ¿no?  Persistí en escribir tus post siguiento este formato y no dejes de leer los siguientes post de la serie porque, cuando menos lo pienses, se naturaliza el proceso y te sale solo.

 

¿Repasamos?

 

  1.  Título
  2. Síntesis descriptiva.
  3. Subtítulo:  a- por qué debería leerte. b- por qué es interesante leer este texto c-lo que deberías saber antes de seguir adelante.
  4. Párrafo de despedida.

 

¡Ya estás  preparada para hacer tu primer borrador!  ¡Qué no te detenga el temor a equivocarte! Aprender a escribir para comunicar tus ideas es un proceso que tiene que acompañarse de grandes dosis de paciencia. Antes ir a buscar tu libreta de notas: ¿me contás en un comentario cuál es tu fórmula para escribir? Sumando ideas, nos enriquecemos todas y continuamos el diálogo.

¿Me lo querés contar en redes sociales? Entonces te invito a participar de mi grupo de aprendizaje: Escribe y Vende. Allí comparto clases abiertas en las cuales enseño  cómo escribir contenido persuasivo sin perder el contacto emocional con tu audiencia.

Autor

Escribir un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.