Dicen por aquí y por allá que es necesario que escribas contenido relevante para atraer potenciales clientes a tu círculo de influencia. También dicen -las malas lenguas- que escribir un blog es una pérdida de tiempo y que con una fanpage es más que suficiente para sostener tu negocio online. Y vos, en medio de tanto tironeo conceptual, no sabés para dónde arrancar. O menos alentador aún. Como escribió sabiamente uno de mis espíritus desmesurados en “Escribe y Vende” : “tengo un mar de conocimiento de un centímetro de profundidad”. 

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.  A ver si detenemos el tironeo  mental que no te permite avanzar con el sistema EDP4 y 10 sugerencias desmesuradas para crear contenido relevante.

 

Contenido relevante a la carta.

 

Un contenido relevante para tus lectores es fácil de leer y les aporta una información o emoción que no poseían antes de la lectura. En última instancia se trata de eso: si alguien te dedica 10 minutos de su precioso tiempo, lo mínimo que podés ofrecerle es un relato significativo.

Tampoco se trata de que cada uno de tus textos se transforme en un alarde de sabiduría para posicionar en Google. Claro que podés permitirte el lujo de ser irrelevante cada vez que te venga en gana. Sin embargo, cuando tengas un interés muy marcado en difundir un mensaje importante para vos y tu negocio, llegó el momento de considerar estas siete sugerencias.

 

Contenido relevante: 7 sugerencias desmesuradas.

 

Muchas de las sugerencias para crear contenido relevante descritas en este post son sencillos trucos de persuasión que podés aplicar en tu próximo texto. No necesitás ninguna maestría en el uso del lenguaje para poner en funcionamiento los siguientes aspectos de la escritura persuasiva.

 

1- el lector acepta mejor lo que procesa fácilmente.

 

Empecemos por lo básico. Es más fácil de aceptar como relevante lo que puedo leer sin obstáculos. Un estudio de neuromarketing de Song y Schwartz  demostró la influencia que tiene en los lectores la fuente seleccionada para compartir la información. Sí, antes que el mismo contenido, hablemos del tipo de fuente que elegís para tus textos.

Cuanto más sencillo sea el tipo de letra seleccionado mejor.  ¿Por qué? Porque en función de la “fluencia cognitiva” (el grado de esfuerzo que invertimos en comprender algo) tendemos a aceptar con mayor docilidad aquello que podemos procesar y digerir de forma más simple.

Así que no hay excusa: así vendas artículos para niños y consideres “muy tierna” la letra cursiva llena de curvitas, un Arial liso y llano, tiene la delantera en el mundo de la persuasión.  Ahora… como todo en la vida, hay una excepción. Las fuentes refinadas y elegantes funcionan de maravilla para justificar precios altos o para invitar a una celebración formal. Era necesario que lo supieras para que valores qué te conviene en cada caso.

 

2-  Usá imágenes nítidas, vívidas y con seres humanos.

 

Interpretamos imágenes como representaciones de la realidad, de allí su poder comunicativo. En ese sentido, usar niños y mujeres de rasgos atractivos aumenta el poder persuasivo de tus textos.  ¿Por qué? Porque el uso de imágenes de personas aumentan la empatía  y  hacen los textos más atractivos.

No voy a profundizar porque dediqué varios post a este tema con anterioridad .  Además, seguramente tenés claro el poder magnético que tiene la imagen de un bebé cachetón y de ojos tiernos (funciona también con los cachorros de otras especies, no creas). En caso de que quieras leer más, te sugiero visitar este post: 7 pasos para crear contenido de valor.

 

3-  Hacé cambios de palabras inesperados.

 

La capacidad de sorprender es una de las habilidades más valoradas en el mundo online. Crear contenido relevante es un desafío.  ¿Sabés por qué? Porque tendemos a “predecir inconscientemente” cuál es la próxima palabra de un texto de acuerdo a nuestro conocimiento previo de la vida y el lenguaje.

Cuando cambio la secuencia de palabras que nuestro cerebro “espera” porque es la más habitual, tengo la atención del lector. Como el enano dictador que conecta las neuronas entre sí está comparando y prediciendo todo el tiempo, ofrecerle algo que le resulta inesperado es ganarle la pulseada.

 

4-  Usar recursos de estilo con prudencia, por favor.

 

Tampoco se trata de transformar un post en un texto poético. Sin embargo, usar algunos recursos retóricos con prudencia funciona para activar la mente del lector e incitarlo a la acción. Por ejemplo:

  1. Una comparación bien usada.
  2. Una exageración para enfatizar.
  3. Un adjetivo usado como verbo (como “desmesurada” y “desmesurar”)

A ver, no aspiramos a que tus post en Facebook se estudien en una clase de literatura pero… ¿si mejora tus ventas no te animarías a una metáfora de vez en cuando?

 

5- Esmerate con los nombres propios.

 

Si algo tengo claro en este universo online es que el nombre que le pongas a un producto, un curso o un servicio va incidir directamente en la forma en que lo perciban y en consecuencia, en sus ventas.  Ya te conté antes cómo escribir títulos persuasivos, hoy hablemos de ponerle nombres propios a tus productos y/o servicios.

Eso de que ahora el clásico y nunca bien ponderado “licuado” se llame “smoothie” no es casual. Y que las muy queridas magdalenas de toda la vida hoy sean “muffins”, ni te cuento.

¿Qué te parece comenzar a pensar nombres creativos y elocuentes para tus productos para aumentar tus ventas? ¿O de repensar las descripciones de tus productos para acercarlos a tu audiencia? No te digo que sea fácil pero seguramente, vale la pena.

 

6- El escenario “contrafáctico”.

 

Apa… y eso ¿con qué se come? Resulta que la palabra es más complicada que el significado. Para crear contenido relevante para tu audiencia y fomentar la fidelidad a tu propuesta podés poner a tus lectores a imaginar. ¿Qué les vas a pedir que se imaginen?  Esto: escenarios posibles en los cuales una historia no tiene final feliz.

Inducir a los lectores a imaginar alternativas históricas de su relación con tu blog, tu marca, tu producto o tu servicio puede ser una poderosa herramienta para generar emoción y fidelidad. Por ejemplo:

  • ¿Cómo sería tu vida si nunca hubieses conocido X producto?
  • ¿Que habría pasado si nunca me hubiese decidido a comenzar este negocio?
  • ¿Y si hubiera fallado?

Animate a probar el juego de crear escenarios en los cuales la realidad alternativa no es tan brillante y sentate a observar los resultados.

 

7- Contá historias.

 

Faltaba más. Claro que contar historias relevantes entra en la categoría de contenido relevante. Vendé lo que hacés de un modo sencillo contándolo. El texto tiene un poder hipnótico cuando cuenta una historia. Sí: solo texto. Sin imágenes llamativas, sin recursos audiovisuales, sin ninguna otra parafernalia sofisticada.

Si querés leer más sobre el tema te sugiero:

 

 

Antes de irte contame en los comentarios: ¿Qué recurso vas a usar primero? ¿Cuál te resulta el más adecuado para tu proyecto?  Y dialoguemos al respecto.

Autor

2 Comentarios

  1. Hola Paula!
    Gracias por tanta información, en mi caso la voy asimilando y mentalmente pensado como plasmarla de mejor manera en mi blog.
    Más que obvio que usar imágenes es un tema fundamental para quiénes vedemos productos físicos. Pero me resulta muy interesante el usar nombres propios, y el escenario contrafactico y contar historias de mis diseños ¡es genial para crear una atmósfera mágica alrededor de ellos!
    ¡¡A trabajar se ha dicho!!
    Yani

Escribir un Comentario