Para ir cerrando el ciclo del sistema EDP4, quiero contarte cuál es mi visión sobre crear contenido de valor para persuadir y vender con un blog.  Sin embargo, como me mueve la fuerza del relato, antes de desarrollar este tema necesito contarte una historia.

Cuando estaba comenzando mi  carrera, una vecina -de esas que te conocen desde que naciste- me preguntó qué estaba estudiando. Luego de dos años luchando por pronunciar en voz alta mi vocación literaria, pronuncié con timidez:

-Estoy estudiando letras. 

La respuesta no se hizo esperar. Contundente y desalentadora:

-No, pero en serio. ¿Qué carrera vas a estudiar?

En una familia de profesionales de la salud… mi decisión le pareció una infamia de juventud. No recuerdo qué le respondí, pero conociendo a esta desmesurada me atrevería a decir que le hice una broma para salir del paso.

La misma escena se repitió en el 2015 cuando decidí cambiar de camino luego de casi veinte años de profesión. Con una vida hecha, nadie se animó a decir en voz alta:  ¿En serio vas a dejar tu trabajo para emprender online? Pero… cuando los ojos hablan huelgan las palabras.

¿Por qué te cuento esta anécdota? Porque entiendo que existe un profundo desconocimiento de lo que significa trabajar online y que la dedicación que conlleva está más allá de “estar todo el día en Facebook”.  

 

Una mujer con un negocio online, más allá del arte, talento o conocimiento que desea expresar en el mundo, es una creadora de contenido.

 

Crear contenido de valor: ¿Eh?

 

La duda entre quienes te rodean parte del total desconocimiento de lo que un negocio online significa.  Esto sin tener en cuenta que quienes comenzamos a trabajar online tenemos una dificultad tremenda para expresar en palabras qué es lo que hacemos y cómo nos ganamos la vida.  Te hablo con conocimiento de causa. Aunque hoy respondo con más precisión que mi trabajo es crear contenido de valor para enseñar a otras mujeres que tienen un talento a persuadir y vender con palabras, no obtengo más comprensión que antes.

Es una respuesta totalmente honesta y justa: mi trabajo cotidiano es crear contenido de valor. Si tu propósito es sostener un negocio online, para el asombro de tu familia, gran parte de tu tiempo va a estar enfocada en crear contenido de valor para tu audiencia.   Y te digo más: gran parte de tu tiempo va a estar dedicado a ofrecer información gratuita a tu audiencia. Algo que haría creer que se te volaron los pajaritos de la cabeza a cualquier persona que trabaja offline y por cuenta ajena.

En lo que a vos respecta mi santa, tu trabajo online es crear contenido de valor. Ornamentame tu elevator pitch como quieras pero vos y yo sabemos que las horas que no estás respondiendo a los pedidos de tus clientes estás pensando y creando materiales para atraer y persuadir a nuevos clientes potenciales.

Lo sé: esta tarea puede ser cansadora. Pero si seguís el sistema EDP4, te va a permitir secuenciar tareas para cumplir con lo que es urgente y lo que es importante.  En este momento llega la pregunta de fuego:  ¿Cómo Paula? ¿Cómo creo contenido de valor para mi audiencia?

 

¿Cómo sé qué contenido es relevante para mi audiencia?

 

Qué temita ¿no? Seguramente anhelás una respuesta que sea parecida a una fórmula que funciona en todos los casos y para todos los temas. Lo cierto es que puedo ofrecerte una guía para que escribas tu blog y tus redes sociales pero la última palabra la tienen tu audiencia y tu sensibilidad para entender los signos que ésta te da.

Ojo: cuando me refiero a “signos” no te imagines que necesitás recibir cientos de comentarios para valorar el alcance real de un contenido. De hecho, el silencio absoluto es un indicador elocuente de que algo en tu contenido o en la forma de expresarlo no contecta con tus lectores.

¿Qué podés hacer para empezar? Tomá nota de los siguientes 7 pasos:

 

1- Enfocate antes de empezar a escribir.

 

Atención, antes de empezar a escribir la primera letra, ¿no sería prudente que preguntaras qué quieren leer tus lectores? Es obvio, lo sé. Sin embargo, ¿cuántas veces hiciste una encuesta entre quienes ya te leen para conocer qué quieren leer?  Survey Monkey es una herramienta que te ayuda en este aspecto y su uso es intuitivo.

Tampoco te dejes guiar ciegamente por todas las opiniones que te lleguen pero en la intersección entre tus intereses y los de tu público está el dichoso punto dulce del contenido. Eso es contenido de valor: algo escrito desde tu experiencia o conocimiento que tus lectores disfrutan leer.

 

Pero ¿qué pasa si todavía no tengo lectores?

 

Entonces te toca de hacer de Inspector Gadget. Tu misión es irte de ronda por todo blog, fanpage, foro y cualquier otro espacio que congregue personas interesadas en tu tema.  ¿Qué vas a hacer cuando estés allí? Vas a leer qué preocupa y qué preguntan quienes participan y comentan.  Esas preguntas son sumamente valiosas para crear contenido que responde a cuestionamientos reales.

¿Sabés por qué es tan importante este paso previo? Porque  te ofrece como información los temas que le interesan a tu audiencia o a una audiencia similar a la tuya. Eso es lo “general”.  Pero lo esencial es que llegan a vos en sus propias palabras. Esto significa que a partir de este momento sabés:

  • Cómo buscarían ese tema en Google.
  • Qué forma verbal tiene lo que el problema que experimentan o la necesidad que sienten.

 

2-  ¿Es necesario un calendario editorial?

 

Depende. Quizás tengas tanta soltura escribiendo como para que una lista de los temas surgidos de tu encuesta o de tu investigación sea suficiente para organizarte. También es posible que necesites más estructura y  diseñar sobre un calendario los temas específicos para cada semana. En ese caso, podés leer cómo organizar tu año de contenidos para el blog.

Una de las tendencias de marketing de contenidos del 2017 es la espontaneidad en la creación de contenidos.  Cada vez es más importante el feedback que te ofrecen los lectores para seguir mejorando tu propuesta. El seguimiento del cliente es cada vez más importante para crear conexión con personas saturadas de información estandarizada.

 

3-  como una fotocopiadora.

 

Repetir es  una estrategia clave para crear contenido persuasivo. Si hay algo que tenemos claro quienes somos docentes es que “repetir información” consolida el aprendizaje. Hay que ver cuántas veces es necesario decir lo mismo para que llegue a todo un grupo de alumnos.  Y cuando lo dijiste veinte veces, siempre aparece el rezagado que pregunta:  ¿Eso cuándo pasó -o cuándo va a pasar? Entonces llega la explicación vigésimo primera.

Atención, mi santa:  “repetir” no significa decir siempre lo mismo sino variar tu mensaje para que llegue a diferentes interlocutores. Cambiar las palabras y el orden en el cual las decimos es básico. En el mundo online también es fundamental cambiar el formato: post, imagen, infografía, audio y video.

 

4- Tengo una bola de cristal.

 

Los lectores disfrutan de leer contenidos que anticipan el devenir de una situación. El día en el que comiences a crear contenido de valor que proyecte a tus lectores del presente en el que se encuentran a los resultados de su situación en el futuro, tu contenido va a comenzar volar solito.

Como te imaginarás escribir este tipo de post no es fácil. Requiere que conozcas mucho tu tema y que estés actualizada en las tendencias para el futuro inmediato. Implica mucha curaduría de contenidos (o por lo menos leer a quienes marcan el ritmo en tu nicho de negocio). Tomando el tema de este post, el típico textoque se anticipa a las tendencias sería : “10 novedades para crear contenido de valor en el 2017”.  ¿Te animás a oficiar de pitonisa?

 

5- No me compares.

 

No me compares pero usá todas las comparaciones e imágenes que sean necesarias para ilustrar tu punto.  Un contenido que puedo comprender y transformar en imágenes tiene valor para mí y es persuasivo. Los seres humanos necesitamos este tipo de incentivos verbales para aprender. Pintá escenas comparando lo que estás enseñando con algo que tu lector ya conoce y domina.

Hay que leer las “Cartas de Indias” para descubrir cómo los conquistadores españoles describían los animales y las frutas que descubrían en América Latina.  Los textos son un intento bizarro de crear  una imagen identificable en la imaginación de un lector que desconocía el paisaje. Para eso, se valían de las comparaciones más insólitas. Pero todas con un punto en común: referían a elementos  que su lector conocía.

 

6- El dichoso pathos.

 

Lograr que alguien sienta con lo que escribiste… es dar más que valor y es una garantía de persuasión.  El dichoso “pathos” se encuentra en palabras como “empatía”, “simpatía”, antipatía”.  Pathos es “dolor” y qué sería del marketing de contenidos sin un lector que tiene un “dolor”.  Sin radicalismos. Tironear de este “dolor” ajeno tiene sus riesgos pero…. podés intentar con:

 

  1. Crear comunidad en torno a una causa en común.
  2. Apelar a la urgencia para incentivar a tu lector a actuar.
  3. Plantarte junto con tu lector frente a un enemigo común (no tiene por qué ser una persona, puede ser un hecho o una situación que ambos repudian)

 

7- Todo por la credibilidad.

 

Todo esfuerzo que hagas por consolidar tu autoridad y credibilidad es poco. Sin confianza del lector no hay persuasión posible. Y antes de que desesperes pensando qué tipo de contenido podés compartir para generar confianza, te doy tres ejemplos:

  1. Testimonios de clientes.
  2. Casos de estudio.
  3. Una visión personal y justificada de la opinión de un experto en tu área (puede ser una visión en la que asientas y disientas, lo esencial es que cites al autor original, seas respetuosa y además, argumentes tu punto con propiedad).

 

A  crear contenido de valor se ha dicho.

 

Con estos siete pasos, estás un paso más cerca de crear contenido de valor para tu audiencia: sin falsas promesas y sin crear expectativas que luego no puedas cumplir. Si  algo quiero que recuerdes de este post es que, independientemente de tu talento o conocimiento, independientemente de cuál sea tu negocio, en el mundo online sos una creadora de contenido.

En este camino, conocer las pautas básicas de la persuasión juega a tu favor. Espero que apliques las que describo en este post y que transformes tus textos en experiencias maravillosas para tus lectores.

 

Autor

Escribir un Comentario