Este post tiene un único objetivo: que pierdas el pudor y te animes a escribir blog post de esos que marean a los zigzagueantes de la lectura online. ¿Por qué? Porque los beneficios de escribirlos son muchos.

 

Escribir blog post de 1000 palabras

 

¿Por qué escribir blog post de 1000 palabras?

 

Generar contenido variado y frecuente es un quebradero de cabeza y disuade al más valiente de aventurarse a escribir blog post de 1000 palabras o más. Por eso voy a ofrecerte 4 pasos que van a orientarte en el diseño de tus textos.

 

1- Lo obvio: conocer a tu lector.

 

Demás está decir que antes de empezar a escribir te sugiero definir y conocer a tu lector.  Saber qué prefiere y qué caminos conviene evitar para no herir su sensibilidad. No nos engañemos: escribir compartiendo información y conocimiento es un considerable esfuerzo y es lógico que necesites recibir feedback inmediato de tus lectores para no frustrarte.

 

No estás fallada: tendemos a decepcionarnos si algo en lo que volcamos lo mejor de nosotras no funciona como esperábamos.

 

Claro, a veces olvidamos que el aprendizaje de un intento fallido es tanto o más importante que el “éxito” esperado.  Pero ése, es otro tema. El primer paso es conocer a tus lectores y buscar para ellos temas relevantes. En este punto, quisiera ser muy clara: cuando comencé a escribir, solo sabía que mis lectoras se parecían a mí. Sin mapas, ni avatares ni nada que se le pareciera. Sin embargo, sí tenía en consideración dos aspectos elementales:

 

  • Este esquema de trabajo intuitivo funciona para los primeros estadios de una marca, personal o comercial. El desarrollo de tu negocio reclama una revisión analítica que despeje el perfil de cliente ideal de la proyección de tus deseos y limitaciones como ser humano. Incluso, la consideración de estar escribiendo para más de un perfil de clientes potenciales que comparten características pero exigen mensajes ligeramente diferentes.
  • Similitud no es identidad. No somos “iguales” aunque compartimos necesidades y aspiraciones. Esta certeza hace más simple el proceso de escritura y más auténtica tu presencia online. La conexión emocional con determinada experiencia de vida -por ejemplo, el miedo a emprender- es esencial para diseñar tu storytelling. Más allá de esto, para que un lector encuentre valor en tu blog, los contenidos deben ser relevantes en relación con su problema, necesidad o búsqueda.

 

Si además de reconocer sus intereses, tu disposición es escribir blog post de más de 1000 palabras sin que entren en coma por el aburrimiento y ofreciendo información de valor, mejor.

 

2- ¿Cómo elegir temas relevantes para mi audiencia?

 

Porque una cosa es tener ideas y otra muy distinta es que sean relevantes para la audiencia que buscamos cautivar. Naturalmente, en algún momento se impone aplicar una encuesta a tus suscriptores. Ellos siempre serán la mejor fuente de información. Antes de que este grupo de lectores fieles exista, tus buceos inspiracionales pueden enriquecerse en:

 

  1. Pinterest:  esta plataforma no es una red social, funciona como un buscador. El tema  que te interesa desarrollar seguramente tiene en Pinterest decenas de variables, sub-temas y demás ramificaciones sorprendentes.
  2. Grupos de Linkedin: los grupos de Linkedin son fuente de inspiración para encontrar temas interesantes y de calidad.  Si te interesa la comunicación, te sugiero  Trabaja en comunicación pero seguramente podés encontrar varios relacionados con tu temática específica.
  3. Herramientas de búsqueda de palabras clave: te cuento una de las que más me sirve porque no solo ofrece una lista alfabética de los resultados sino que permite acceder al origen de los términos de búsqueda: Ubersuggest.
  4. Buzzsumo: esta fuente no solo ordena por relevancia los temas más compartidos en redes sociales sino que permite filtrarlos por idioma, país y tipo de contenido. Con la cuenta gratuita no es posible acceder a todos los resultados pero los que sean visibles serán más que suficientes para inspirarte. Por aquí te dejo el enlace: Buzzsumo 

 

Sin contar con que todo lo que te rodea puede ser tarde o temprano, historia de un post. Todo: libros, películas, anécdotas de la vida cotidiana. Todo  es susceptible de transformarse en storytelling para escribir blog post de 1000 palabras o más. El truco reside en encontrar el “punto dulce” entre tus ganas de contar y lo que quieren leer tus lectores.

 

3- Ahora qué tengo el tema: ¿con qué título la rompo?

 

Tenés una decisión por delante: escribís un título amable para Google o te hacés la regia y escribís un título poético de esos que te hacen sentir tan inteligente que nadie te lee. Demás está decir que tu título tiene que ser:

 

  • Breve: máximo de 7 palabras.
  • Claro: ser literal no tiene nada de malo.
  • Generar curiosidad, expectativa o controversia.

 

Estos son los requisitos básicos para un título “googleable”. Pero si querés ir un paso más allá, te dejo siete formulaciones  de las cuales podés apropiarte. Niguna de ellas te garantizan el aprecio de la Academia pero son los suficientemente descriptivos como para que un lector entienda que en tu post, está la respuesta a su pregunta:

 

  1. Guía completa de….
  2. Cómo hacer ….
  3. Tutorial paso a paso para…… como un profesional.
  4. Los secretos para…. en (cantidad de tiempo necesaria)
  5. 7 preguntas que deberías hacerte antes de….
  6. Lo que nadie cuenta sobre…
  7. Lo que…. nos enseña sobre……

 

Rellená los espacios en blanco sin excesos. Como sabrás, no deberías prometer lo que no estás dispuesta a cumplir. Si algo fastidia a los lectores es comprometerse con un título y que el contenido no tenga relación alguna con él. Tampoco escribas un título de veinte palabras porque así, no funciona.

 

4- Estructura perfecta para tu mega-post.

 

Una buena estructura facilita la lectura y las estructuras que mejor funcionan son aquellas en las cuales:

 

  • Encontramos un disparador.
  • El desarrollo coherente.
  • La despedida es una llamada a la acción.

 

Tu disparador puede ser una pregunta, una cita de algún autor destacado, una anécdota o una afirmación que genere controversia. Lo que importa es que elijas, que sitúes a tu lector en el tema y llames su atención. Los lectores se ganan línea a línea. Luego escribir tu post implica que dividas tu tema en unidades más pequeñas y manejables para que el contenido sea “apetecible visualmente” pero siga manteniendo la coherencia.

 

La coherencia de un texto se sostiene cuando se mantiene el tema a lo largo de todo el desarrollo: todo aquello que no esté relacionado con tu idea central es digresión y las digresiones… distraen.

 

En tu desarrollo también tiene un rol esencial la cohesión.  ¿Por qué? Poco probable que conectes con alguien si no te sigue la línea de pensamiento. Así que hay que esforzarse un poco en el uso de:

 

  • Signos de puntuación: mantener las oraciones breves y de una sola idea, no falla.
  • Uso de conectores: para que las ideas tengan continuidad unas con otras.
  • Referencias a aspectos ya mencionados en ítems anteriores.

 

Finalmente, pero no menos importante.

 

Tu post debería terminar con una llamada a la acción. “Llamar a la acción” significa pedirle a tu lector que actúe de alguna forma: que comente, se suscriba, comparta, participe en una iniciativa, se dirija a tu página de servicios o tienda online.

Que tus llamadas a la acción sean muy específicas: no pretendas que tus lectores “interpreten” nada.  Todo tiene que estar muy claro. No solo porque estás usando palabras que se entienden sino porque la dirección de la acción que estás invitando a realizar es indudable. Por ejemplo: Ahora, es el momento para que descargues  tu guía para diseñar contenido de valor.

Antes de despedirte para escribir blog post de 1ooo palabras o más para tu blog, contame en los comentarios cuántas palabras va a tener tu próximo post.

Autor

6 Comentarios

  1. Como siempre, es un placer leerte profe.
    Mientras más te leo, más quiero seguir recibiendo tus enseñanzas.

    Por cierto, ni me ei cuenta de las 1000 y pico de palabras. ¡Eso es buenísimo!

    Gracias Paula, y te acompañaré cada día de diciembre… ¡Leyéndote! Porque aún no he llegado a ese nivel de sentirme capaz de escribir tanto.

    Gracias otra vez por esta clara guía y ¡Feliz Navidad! ♡

  2. Pero Paula… como una mujer tan inteligente como vos es adicta a la Coca-Cola… y encima light! :O Bueno, no he venido a dar el sermón, pero esa desmesura ya se pasa de desmesura… 😀
    Felicidades por tu post, y en general por toda la información valiosa que nos ofreces. Yo aún estoy tratando de definir a mi cliente ideal para enamorarme de ella… pero va tomando forma.
    Por otro lado los posts largos me son más fáciles que los cortos, aunque parezca mentira.
    Un saludo!
    Cristina

    • Me hago cargo del sermón Cristina… es mi objetivo para el 2017: salud a través de la alimentación y el ejercicio. Y gracias a vos por comentar!

  3. Pues casi salgo corriendo con los post de 1000 palabras… me cuesta llegar a las 300 así que imagínate jajajajaja mi capacidad de crear algún texto se agota mucho antes de la mitad. Sin embargo, leer los tuyos es todo un placer. Besos!!

    • María un texto es un tejido. Es cuestión de práctica, ejercicio y aprender los puntos que necesitás para hacerlo crecer en la dirección que quieras. Besos!

Escribir un Comentario