¿Te decidiste por la visibilidad online? Entonces es el momento de jugar el juego del marketing en redes sociales. ¿Para qué? Para transformar ese espacio de encuentro colectivo en una plataforma de promoción para tus productos y servicios. Estos tips son sumamente simples. Sin embargo, vale la pena que te preguntes si estás aplicándolos  a tu plan de comunicación.

 

10 tipos de marketing en redes sociales.

 

Comencemos. De más está decir que te pido que leas con mucha amplitud de criterio. En ocasiones,  desestimamos lo “obvio” en el afán de salir corriendo antes de aprender a caminar. Unos chichones no matan a nadie pero… pudiendo evitarlos, ¿cuál es la necesidad?.

Así que estas sugerencias, vendrían siendo como los almohadones que yo me ataba en la cintura cuando aprendía a  usar los patines.

 

Marketing en redes sociales para desmesuradas.

 

Si vas a dedicar tanto esfuerzo y dedicación a crear contenido persuasivo, tiene mucho sentido que elijas y diseñes con cuidado las plataformas en las cuales vas a promocionarlo. ¿No es verdad?

 

1- Tu nombre en todas partes.

 

Sin sustos mi santa. No significa que además de crear, promocionar y vender tengas que gestionar diez canales de comunicación.  ¿Te hago una amable sugerencia respecto a tu nombre o el de tu marca?  Creá una cuenta en las redes sociales -al menos en las que más te interesan- para “reservarlo”.  Vos dirás cuando es el momento de activar esa cuenta y usarla. Si es que llega ese momento. Con esta acción básica te evitás futuros dolores de cabeza. Por ejemplo, que una de esas personas con mucho tiempo libre y pocos escrúpulos, usurpe tu nombre o el de tu marca.

 

2-  Tu presencia, dosificada.

 

Que abras una cuenta “preventiva” en una red no significa necesariamente que vayas a usarla.  Se trata de hacer marketing en redes sociales no de la inmolación de todo tu tiempo libre. Si no querés agudizar tu CME (léase: colapso mental emprendedor) aligerá tu mochila.  Construir tu presencia y participar significativamente en todas las redes sociales no solo es enloquecedor, puede ser contraproducente. En ese sentido, el primer paso de tu estrategia de marketing en redes sociales es definir cuáles son las más convenientes para tu negocio porque te ofrecen mejores resultados.  Cuando las descubras: enfocate. Si son tres, ya estás desmesurando.

 

3-  Al tanto de las reglas.

 

Cada red tiene sus propias reglas . No solo eso: suelen cambiar con frecuencia.  Y vos no querés problemas: te lo susurra al oído una experta en meterse en líos por atropellada.  Tengo en mi haber metidas de pata de todos los colores , así que para que vos no pases por esas situaciones de asombro, tomate un tiempo para leer las reglas. No será una de esas lecturas que te nutren la vida pero es de las que te evitan malos momentos.  Solo por eso compensa, porque la ignorancia no te exime del delito (eso sonó serio).

 

4-  Ser visible es que te vean.

 

Apa. Acá es donde se complica. Repetí conmigo: ser visible es que te vean. Yo sé que te encanta esconderte detrás de tu logo pero… ¿dónde está tu fotito mi ángel? Si querés ser visible tenés que permitir que te vean. Con tus redes seleccionadas, el siguiente paso es optimizarlas para atraer seguidores. ¿A qué me refiero?

  1. A tener una foto de perfil que no sea un recorte del bautismo de tu sobrino (para evitar esos pecados de la imagen te presento a Sandra, de Miss Agenda Limón),
  2. Escribir un perfil coherente y persuasivo: con hashtags incluidos.
  3. Poner el enlace de tu web-blog en todo espacio donde sea posible. Esto incluye tu perfil personal de Facebook. ¿Por qué? Porque es el que aparece cuando hacés comentarios en grupos o fanpages y es por él que van a buscarte muchas más personas de las que hoy te imaginás.

 

5-  Conectá o verificá tu blog en las redes que uses.

 

Tu objetivo es sostener la conversación con tu audiencia a través de diferentes canales que estás usando para expresarte. Quienes lleguen a tu blog desde Google, tienen que tener visible la oportunidad de encontrarte en otros espacio sociales. Por su parte, quienes te conozcan a través de promociones en redes, tienen que tener fácil acceso a tu blog y sus contenidos.

 

6-  Publicá lo justo.

 

¿Qué es lo justo? La idea general que puedo trasmitirte es que publiques con asiduidad y consistencia.  Sugerir cuántas veces publicar es un atrevimiento: no solo cada red social tiene sus particularidades sino que aún teniendo en cuenta ciertos parámetros generales, lo cierto es que cada audiencia es única.  Esto significa que tus publicaciones están condicionadas por quién es tu público, qué uso hace de las plataformas, cómo consumen contenido y cuál es el que consideran relevante,  etc. Mi santa, “investigación” es tu segundo nombre.

 

7-  Acercate a los buenos.

 

En palabras de mi querido Lázaro de Tormes: acercate a los buenos para ser uno de ellos. Conocer a los referentes de tu sector es una de tus prioridades. Estar al tanto de su propuesta y publicaciones tiene que ser una actividad semanal en tu agenda. ¿ Por qué?

  1. Te va a permitir compartir contenido relevante con tus seguidores.
  2. Estar al tanto de las publicaciones te permite leer los comentarios y con ellos, obtener mucha información de una audiencia con características similares a la tuya.
  3. Son un ejemplo a modelar: observá con atención lo que hacen y cómo lo hacen.

 

8-  Las dichosas almohadillas.

 

Se me va la vida con los hashtags. Te miento si te digo que los uso pero, conozco su importancia. Así que en este caso me permito el haz lo que yo digo con tu marketing en redes sociales pero no lo que yo hago.  Los hashtag son más que una expresión de moda, permiten localizar contenido y monitorizarlo.  Tampoco desmesures… usalos con moderación.

 

9- Todo se trata de ser social.

 

Un perfil social es para generar conversaciones con tus seguidores. Si algo sostiene tu marketing en redes sociales es tu capacidad de interactuar con tus seguidores y con otros creadores como vos. Compartí publicaciones, comentá, invitá a personas a conocerte y sumate al perfil de otras personas. Hacé que tu presencia se sienta:  si querés, podés leer en este post como construir tu visibilidad..  El marketing es relacional: requiere de un ida y vuelta de palabras, de que actualices tus estados y seas amable con tus seguidores. No hay otro secreto.

 

10-  Si te nombran,  tenés que saberlo.

 

Si alguien te menciona o menciona tu marca, la primera en saberlo tenés que ser vos.  No solo para agradecer como corresponde sino para neutralizar cualquier comentario poco auspicioso -o francamente malicioso.  Será poco agradable de pensar pero tenés que tenerlo en cuenta. Para ello contás con herramientas de monitorización de las propias plataformas que te anuncian nombramientos varios y te tienen al tanto de tu “reputación”.

 

¿Cómo te sentís de acuerdo a estos diez puntos de marketing en redes sociales? Contame en los comentarios, para mí es un placer dialogar contigo. Y si querés aprender cómo escribir tu perfil en redes sociales, no dejes pasar la oportunidad de sumarte a Matriz.

 

Autor

Escribir un Comentario