Cuidaste cada detalle para la presentación de tu marca. Colores, formas y texturas están perfectamente diseñados para expresar el tono y los valores que sostienen tu proyecto personal.  Dejame hacerte una pregunta molesta: ¿cuidaste con el mismo esmero el diseño de tus textos?. Mejorar tu estilo de escritura es tan importante para la identidad de tu marca como ese logo que te quitó el sueño por semanas. ¿No habías pensado en “eso”?  Este post va a cambiar esa situación.

Dejar  los textos de tu marca librados al azar es ignorar el potencial que tienen las palabras para expresar lo que late en cada uno de tus productos o servicios.

 

Mejorar tu estilo de escritura.

 

Cada texto que escribís deja una huella en tu audiencia. ¿Tenés constancia de cuál es el impacto de tus textos en quienes te siguen? Si no lo habías pensado antes quiero que te detengas para reflexionar:

  • ¿Cómo querés que tus lectores te perciban?
  • ¿Cual es la imagen que querés proyectar?
  • ¿Es suficiente con tus fotos para expresar el poder de tu marca?

De pronto te asalta un pensamiento: “Hay marcas que obtienen miles de likes con una simple fotografía”. Frente a esta situación, tenés que preguntarte si esta foto que estás analizando aisladamente, no forma parte de un planteo más amplio en el cual fotografía y textos forman un conjunto armonioso que ya creó entre sus seguidores una imagen de marca.

También es posible que pienses que escribir no es para vos. O que con todo el trabajo que tenés creando tus propios productos, sentarte a escribir es lo último que se te ocurre en el día…

Sin embargo, dedicar un tiempo a sentar las bases y mejorar tu estilo de escritura, puede hacer mucho por tu negocio, transformando una marca “como las otras” en un espacio especial que tu audiencia disfrute porque se siente inspirada.

 

Las marcas que expresan su identidad en relatos muy definidos dan el paso que despega sus productos de la masa indiferenciada de ofertas en las redes sociales.

 

¿Más interesada en el tema en este momento? Quizás quieras profundizar dedicando 60 minutos de tu tiempo a esta clase clásica desmesurada:

 

 

5 tips para mejorar tu estilo de escritura.

 

Pero si sos impaciente y 60 minutos te parece demasiado, ésta es la síntesis de la clase. Te cuento cuáles son los cinco aspectos que de tu estilo que podés mejorar hoy mismo para comenzar a impulsar la comunicación con tu audiencia:

 

1- Análisis de finalidad.

 

Saber a quién le escribo y qué quiero comunicar es elemental para alinear el mensaje de tu marca con tu audiencia. Si no tenés idea quién es tu cliente ideal, podés comenzar por leer este post: Cliente ideal.

 

2- Jerarquización de temas.

 

Cuando escribas online, no importa cuántas cosas tengas para decir, es preferible que te contengas y jerarquices temas. Tenés que destacar cuál de los temas que te bullen en la imaginación es el más importante para comunicar en un momento en específico. Seguí estás tres pautas:

  1. No confundas temas: hay momentos para inspirar, otros para informar o educar y otros para vender.
  2. Destacá lo más importante siempre.
  3. Un texto, un mensaje: si no, nunca vas a tener constancia real del impacto de tu mensaje en la audiencia (o “qué” de todo lo que dijiste, fue lo que impactó)

 

3- Registro y tono verbal.

 

Tenés que ser muy consciente del registro y el tono que utilizás en cada ocasión para comunicarte. Tu “registro” está determinado por variables como el contexto en el cual estás escribiendo, tu género, educación o procedencia geográfica.  Con atención plena en la escritura, podés reconocer cuándo tu mensaje tiene que ser coloquial, cuándo es preferible cierto grado de formalidad y cuándo tus palabras tienen que escucharse didácticas para tu audiencia.

 

4- Lucha contra la ambigüedad.

 

Si vas a hacer  un esfuerzo por mejorar tu estilo de escritura, poné especial atención a este punto: entablá una lucha dura por ser clara y no dar lugar a confusiones. Y tomá en cuenta este detalle: no siempre la “ambigüedad” es un problema de “sentido” en lo que estás diciendo. En ocasiones, darle claridad a tus textos supone:

  1. Usar adecuadamente los signos de puntuación. Los puntos y las comas son los grandes olvidados de la escritura online. Pero… son elementales para la comprensión.  Si querés comenzar a corregir este “problema” en tu escritura, no publiques nada sin leerlo en voz alta primero. Donde sientas que necesitás parar para respirar, allí va un punto mi santa.
  2. Usar adecuadamente los conectores: los conectores son partículas lógicas que sirven para guiar la comunicación porque enlazan oraciones y párrafos. No los subestimes: son esenciales para la escritura persuasiva.

 

5- Cuidado con la ortografía.

 

Mmmm…. ¡Qué tema! Entre quienes piensan que “no es tan importante” y quienes sienten que un puño los golpea cuando en un texto hay errores ortográficos, las redes son el campo de una batalla ortográfica. No voy a hacer hincapié en la percepción que tiene de tu marca tu audiencia cuando tus textos están salpicados de errores de ortografía. Este no es para mí el punto esencial. Quiero responderte otra pregunta: ¿hasta qué punto es importante la ortografía para mejorar mi estilo de escritura?

La respuesta para mi no tiene dudas: hasta el punto en el que cambia el sentido de lo que estás comunicando. Cuando un error ortográfico cambia el significado de una palabra (y por lo tanto de todo tu mensaje) estás cediéndole el poder comunicativo de tu marca al azar.  La ortografía es importante porque es un factor de claridad y de identificación.

 

Espero que estos cinco aspectos te ayuden a mejorar tu estilo de escritura hoy mismo.  Ahora, antes de irte, contame cuál es el aspecto que más te cuesta trabajar en tus textos y por qué. Para mí, es un placer conversarlo contigo en los comentarios.

 

Autor

2 Comentarios

  1. Me parece que teniendo muy encuenta estos pasos, podemos mejorar a gran escala desde hoy lo que escribimos.

    Gracias Paula, siempre un placer leerte!

Escribir un Comentario