En este post, te propongo reflexionar sobre  tu potencial de crear productos digitales para vender y por qué es la estrategia que te conviene poner en práctica para proyectar tu conocimiento, consolidar tu autoridad y sí… también, generar ingresos pasivos.

Y yo, ¿de dónde saco tiempo y energía?

 

De pronto te asalta esta duda:

 

¿Qué producto o servicio podría crear si no tengo tiempo para escribir ni sé por dónde empezar?

 

Porque te entusiasma imaginar cómo podés crear una comunidad de lectores fascinados por tu propuesta. Pero, para ser honesta, en más de una ocasión te detenés a pensar : “todo muy bonito pero no es para mí”.   Crear productos digitales para vender no es para mí. Quizás sea una posibilidad para quienes disponen de mucho tiempo y grandes facilidades de expresión escrita.  Y sentís que éste, no es tu caso.

 

Crear productos digitales para vender.

 

Es verdad. No es fácil pretender realizarte en una actividad creativa que tiene significado y paga las cuentas. Porque no sé en tu mundo pero en el mío no se auto-destruyen como las comunicaciones del Agente 007.

¿No será mucho? Y sí. Es bastante. Sobre todo si tenemos en cuenta que los días tienen una cantidad limitada de horas y dormir es un hábito molesto. Sin embargo, quien escribe es una mujer como cualquier otra y salvo por mi incapacidad genética de disfrutar el acto de cocinar soy tan humana como el resto. Por otra parte, cuando  inicié este proyecto tenía un trabajo, un hijo de seis años, un no-marido que no ve con buenos ojos la vida 2.0 y un negocio de ambientación de eventos que es una de esas pasiones personales que en ocasiones te sacan canas verdes.

Escribir es un gesto de voluntad: lo hacés o no. No hay medias tintas en el proceso. Aunque sí hay un grado de compromiso que va consolidándose con el tiempo.

 

Crear productos digitales para vender sin drama.

 

No sabés  cómo empezar a escribir.  Crear productos digitales para vender es un desafío más allá de tus posibilidades. Por ese motivo, aunque alguna vez acariciaste la idea de diseñar tu propio infoproducto no sabrías sobre qué escribir, cómo hacerlo y cómo sería el proceso de promocionarlo y venderlo. Es demasiado para una sola alma.

 

Crear productos digitales para vender es agotador.

 

La primera secuencia de ideación, creación, promoción y venta de tu producto digital es agotadora. Física y mentalmente agotadora. Es un momento de expectativas e ilusiones que condimentadas de adrenalina pura, dejan huella. Sin embargo, como toda otra secuencia vital, la repetición la torna más y más simple. Sin contar con el hecho de que para intensas y desmesuradas el desafío es por sí mismo tentador. Y te prometo que vos podés hacerlo porque no es magia; es un plan con pasos ordenados que cualquier mortal puede seguir. Con la voluntad de seguirlo, por supuesto.

Por otra parte, me canso de repetir que sí, tenés algo de lo que podés escribir: porque te apasiona y porque contás con la experiencia. Tenés a tu favor la práctica, la superación del error, el perfeccionamiento de la técnica que llega cuando realizamos una práctica una y otra vez.

Lo que necesitás para crear productos digitales para vender no es un certificado que avale tu aptitud sino la capacidad de comunicar un tema específico de forma clara y amena. Sin más secretos. Y si no, pensá cuántas veces elegiste la experiencia y la opinión de otra mujer -tan humana como vos- para aprender.

Aunque quisieras vender un ebook titulado “Cirugía a corazón abierto: paso a paso” siendo contadora, podrías hacerlo. Nadie dijo que no podés hacer una seria entrevista a un especialista en el tema y, además enfocarlo de tal forma que sea de utilidad para un lector con curiosidad por las cirugías a corazón abierto que, para gustos los colores.

 

Escribir tu primer infoproducto no requiere que:

 

  1. – Seas la mujer maravilla.
  2. Seas la mujer maravilla con el objetivo de ganar un Pulitzer.
  3.  Condenes tu alma en un pacto secreto con una fuerza oscura para desdoblar el tiempo y el espacio.

 

Escribir tu primer infoproducto sí requiere que:

 

  1. Tengas el deseo de compartir sobre determinado tema.
  2. Determines un trayecto para tu lector-cliente (cómo vas a ofrecerle una solución)
  3.  Secuencies de forma clara tus ideas.
  4.  Utilices algunas técnicas simples de escritura.

Todo lo demás,  incluso cómo y dónde venderlos, se aprende. Podés optar por una plataforma como Amazon para tu ebook inaugural o apostar a plataformas como Udemy para tus cursos si cumplís con sus requisitos básicos. si te interesa perseverar en este proceso de escritura,  te invito a seguir leyendo, porque este post, solo es el primero de la serie:

 

Tu primer infoproducto (Segunda parte)

Tu primer infoproducto (Tercera parte)

 

Si te puede la ansiedad de crear productos digitales para vender, podés seguir con: ¿Cómo organizo mi primer curso online? Ya ves, no será por falta de información que te cohibas de crear productos digitales para vender, proyectar tu conocimiento, consolidar tu autoridad profesional y sí, también, obtener ingresos pasivos.

 

Autor

2 Comentarios

  1. Gracias Paula, vine a tu blog por una guía de mailchimp que me puediera servir, y me enganchó este post. Tal cual como lo describes, me siento o me sentía. Estás siempre desmesurando con la información que aportas, y con este post me ha dado un subidón de nuevo.

    Un abrazo!

Escribir un Comentario