Comunicar tu mensaje de marca es un ejercicio de persistencia. En este ejercicio es tan importante conocer las reglas como mantener la mente flexible y los oídos abiertos para descubrir qué historia contar para cautivar a tu audiencia.  Si te comprometés a dejar de lado las distracciones -sí: te estoy pidiendo que silencies el celular- voy a compartir contigo qué historia contar para consolidar el vínculo con tu audiencia, transformando fans en clientes.

 

Qué historia contar para cautivar a mi audiencia.

 

Si te interesa explorar el poder del storytelling en la promoción de tus productos y servicios, probablemente sientas que te abruman las dudas:

  • ¿Puedo contar cualquier historia?
  • ¿Existe una forma eficaz de contar la historia de mi marca?
  • ¿Contar una historia, me ayuda a vender?

Aunque no existe un “guión infalible”, lo cierto es que una historia persuasiva comienza con la elección del tema. Para elegir temas que convoquen a las personas afines a tu propuesta, te sugiero seguir las siguientes tres sugerencias:

 

1- Contar historias verdaderas.

 

El adjetivo es engañoso.  Siempre que contamos una historia estamos realizando un recorte de la realidad. Ese recorte intencional, corresponde a nuestra percepción, a lo que entendemos y conocemos. Cuando te sugiero que selecciones historias “verdaderas” no me refiero a que te apegues celosa y obsesivamente a los detalles por temor de falsear la realidad. Contar es elegir qué decir y qué callar. Por lo tanto, las elecciones que realices son en sí mismas una forma de despegarte de la verdad. Mi sugerencia es otra. Te invito a que,  para cautivar a tu audiencia, compartas historias nacidas de tu experiencia personal.

Si todos los detalles están en orden o si respetan exactamente lo que sucedió es intrascendente -salvo que estés testimoniando en un juicio de divorcio.  Lo trascendente es que compartas el mensaje central y si para eso hay que ignorar fechas y algunos personajes, es totalmente legítimo. Pensalo de esta forma: el 80% de lo que contamos a diario gira en torno a anécdotas y experiencias, dale más de eso a tu audiencia.

 

2- Contarlo todo no es contar mejor.

 

¿Alguna vez sentiste la impotencia de organizar en un texto todo lo que querés contar? Stop, mi espíritu desmesurado. Esa ansiedad por decirlo todo atenta contra tu historia. De la misma forma que no tendrías por qué esforzarte en ser un espejo fiel de la realidad, tampoco tendrías que preocuparte por contarlo todo.

 

Las mejores historias dejan de lado cientos de detalles que no aportan al mensaje principal.

 

Esto me lleva necesariamente a decirte que contar una historia de marca nunca es improvisar. El impacto en el lector se logra cuando elegimos cuidadosamente qué detalles son los que no vamos a contar y dónde vamos a hacer los silencios.

 

3-  Es la estructura, baby.

 

Conservarla o transgredirla. No importa cuál sea tu objetivo: narrar es encontrar una estructura para expresar. Porque, no sé si lo habrás notado, pero con “decir”,  no es suficiente. Ni en tu blog ni en tus redes sociales. Abandonando la pretensión de verdad y  eligiendo qué se queda y qué se va, estás esbozando una estructura.

Añado que, cuando estamos buscando qué historias contar para conectar con nuestra audiencia online, además de la estructura de la narración tenemos que considerar la estructura  propia de los distintos formatos en los cuales compartir la información.  Audios, videos e infografías tienen sus propios secretos.  Cuando estés pensando dónde comenzar para mejorar tu storytelling de marca, enfocá tus esfuerzos en aprender las estructuras narrativas que van a ayudarte a contar mejor.

 

 Distintas historias para contar a tu audiencia.

 

Tres son los modelos fundamentales de historia que podés compartir con tu audiencia:

  • Relato de marca: tu relato de marca es la biografía autorizada de tu proyecto. Es una narración en la cual se expresa tu por qué. También,  cómo llegaste desde ese “por qué” al momento actual.  Es tu “viaje del héroe”, paso a paso. Repetila sin culpa cada vez que tengas ocasión.
  • Narraciones para inspirar: la comunicación con tu audiencia es un diálogo que se nutre de historias en las cuales se usa el ejemplo -propio o ajeno- para impulsar, motivar y ayudar a otros a actuar más allá de las limitaciones y los obstáculos. Este tipo de relatos no pueden faltar en tu repertorio.
  • Historia para ilustrar los valores de la marca: son las historias que ponen en acción los valores que representan a tu marca, las ideas que defendés más allá de la creación de tus productos o servicios. Pueden ser historias propias o de tus clientes. Si elegís esta última opción, cediendo la palabra a un comprador, mejor.

Nobleza obliga. Necesito aclarar algo antes de que nos despidamos. Cuando estamos seleccionando qué historia contar,  recordemos que no hay historias que no puedan compartirse. Luego de elegir el tema,  hacemos la diferencia con la forma en la que elegimos contar.  Frente a un mismo acontecimiento, podemos tener tantas versiones como personas participaron o fueron testigos. En consecuencia, también tendremos las mismas cantidades de cuentos posibles.

Tanto lo que sentimos como lo que percibimos en las distintas circunstancias de la vida cotidiana, está mediado por nuestra historia de vida. En ese sentido, aunque cuentes la enésima historia de superación personal del día, tu mirada y estilo la que hace la diferencia.

 

Qué historias contar cuando me faltan ideas.

 

Si sentís que no te asiste la imaginación cuando estás pensando qué historia contar, entonces te invito a leer: 7 formas de usar tu storytelling de marca, en este texto vas a encontrar distintas formas de contar para que tu marca cautive el corazón de las personas indicadas.

Si estás buscando cautivar al príncipe azul, te encomiendo al ser superior.  Para azules… los Pitufos, más allá de eso, te deseo suerte.  Ahora, cuando te decidas a escribir para conectar, te sugiero mirar antes la grabación de este webinar: Cómo contar para conectar con tu audiencia.  Miralo y seguimos conversando.

 

[grwebform url=”https://app.getresponse.com/view_webform_v2.js?u=SEYXk&webforms_id=11231904″ css=”on” center=”off” center_margin=”200″/]

Autor

Escribir un Comentario