En tu sueños lúcidos, tus redes sociales arden de interacciones y conducen naturalmente a tu web, donde el poder de las historias convoca, persuade y vende productos gentilmente. ¿Solo en tus sueños lúcidos? Es posible diseñar este escenario ideal utilizando el storytelling para emprender. 

Es una gran promesa. Y como toda gran promesa, comenzamos a tejer sueños olvidando las cláusulas ocultas. Sí. La letra chica: desatar la magia del relato implica cambiar la forma de pensar por qué, qué y cómo escribimos para diseñar nuestra presencia online. Es una nueva perspectiva de comunicación con tu audiencia que comienza considerando los siguientes 3 principios del sotrytelling para emprender.

 

Storytelling para emprender. Tres principios y cinco tips de escritura para destacar entre la multitud.

3 principios del storytelling para emprender.

 

Los principios del storytelling para emprender tienen una condición: aceptar tu humanidad. Como verás, no parece una condición de las que inspiran películas. No vas a tener que buscar un anillo enfrentándote a criaturas misteriosas y con oscuras intenciones. ¿O sí?

La aparente sencillez de la condición hace que los emprendedores tiendan a subestimarla. Un escritor, especialmente un escritor de ficción, se enfrenta a las miserias y la vulnerabilidad del ser humano protegido por sus personajes. Sin embargo, quien escribe desde su subjetividad para acercar sus productos y servicios  a una audiencia, no tiene escudos. Se expone a la mirada ajena y cuando comienza a sentir que tanta exposición le quema la piel, se repliega.

¡Por supuesto que das un paso hacia atrás! Cuidar tu integridad debería ser uno de los grandes propósitos en tu vida. Esta sentencia no es discutible. Pero la coraza que construimos para no mostrarnos, tiene consecuencias inmediatas en tu marca: una voz artificial, un mensaje estereotipado que llega a una audiencia con la que se crea un vínculo monótono. Cuando esta situación cómodamente instalada, llega el gran descubrimiento:

 

  • Publicaciones con cero interacciones.
  • Respuestas desganadas.
  • La sensación de publicar en el vacío.

 

Tu blog y tus redes sociales son un desierto por el que se pasean tus publicaciones con el mismo reconocimiento que un espectro. El primer pensamiento entonces es: “tengo un problema de ventas”. Suena lógico pero es un error. En primera instancia es un problema de identidad. Más específicamente, de identidad verbal. Utilizar el storytelling para emprender es resolver este problema desde la raíz. Veamos cómo.

 

Los tres principios del storytelling para emprender.

 

1- Escribir es un acto de coraje.

 

Quien escribe acepta desnudar su vulnerabilidad e incluso sus debilidades para inspirar y orientar. En este sentido, la acción de escribir es en sí misma, un acto de coraje. Por un momento estás dejando una herida abierta para que la irriten, asomándose en ella. Pero es entonces cuando sucede algo mágico: una persona se anima a escribir “yo también”. Quizás no te parezca significativo, pero lo cierto es que si una persona se animó a escribirlo, cientos de ellas lo están pensando. Y muchas otras que sienten: “qué bueno que alguien lo escribe”.

 

Extra tip: para motivar la participación, escribí el primer comentario. Muchos lectores se niegan a ser los primeros en dejar su opinión y este simple gesto les trasmite seguridad.

 

Por supuesto, no todos los textos de tu storytelling para emprender comprometen las emociones en un grado tan extremo. Algunos serán livianos y divertidos. Otros expresarán tu forma de entender el mundo y algunos de ellos se enfocan en expresar los beneficios de tu marca. Pero todos ellos están escritos desde tu identidad. Evidenciando que tras la marca hay un ser humano que escribe. Asumir una posición hace que tu marca no sea para todos los paladares. También transforma una sustancia sin gusto en un manjar para determinado grupo de personas. Esas son las personas que te interesan.

 

2- Escribir compartiendo inspiración y conocimiento.

 

Tus búsquedas en Google seguramente abundan de artículos escritos con tips de fácil lectura y sugerencias sumarizadas que responden a un problema. Este tipo de artículos son sumamente útiles cuando buscamos una solución concreta. Sin embargo, no son memorables. Tu web es funcional. La próxima vez que necesite una respuesta, buscaré nuevamente en Google, no en tu web.

Obviamente puedo minimizar este riesgo creando formularios de suscripción y pop-ups. Sin duda es una decisión inteligente transformar el tráfico que llega a  tu web en suscriptores. Pero en la mayoría de los casos, estos suscriptores olvidarán qué fue lo que encontraron en tu web si no ofrece más que material funcional y promociones.

El storytelling para emprender te ofrece la posibilidad de informar y compartir conocimiento en el mismo artículo en el cual estás escribiendo para inspirar. Las historias transforman los datos, los hechos aislados y la información bruta en una pieza de contenido memorable. Si esta misma calidad de texto el lector la encuentra en tu newsletter y tus redes sociales, tu marca deja huella.

 

Extra tip: que cada uno de tus artículos ofrezca al lector la posibilidad de recordarte, ya sea por tu historia, tu sentido  del humor o tu forma particular de contar.

 

3- Escribir historias personales en contextos específicos.

 

Este principio del storytelling para emprender responde a una de las grandes preocupaciones cuando comenzamos a escribir para nuestra marca. ¿Cuál es? El temor de quedarnos sin temas. Comenzar a escribir un blog  y descubrir a los seis meses que no tenemos más material para compartir.

Entiendo la inquietud. Cuando comencé a enseñar, una de mis grandes preocupaciones era quedarme sin nada para decir en mitad de una clase. Me generaba dosis masivas de ansiedad y planificaba el contenido de una clase con material para un seminario. No habían pasado tres meses cuando descubrí que el problema no era quedarme sin tema sino ajustarme a un programa y culminarlo a tiempo. Sigue siendo un desafío.

Quien escribe de un tema que compromete su propósito siempre encuentra sobre qué escribir. No solo porque es capaz de relacionar todo en su entorno con su saber sino porque cada una de esas relaciones está acompañada de una historia personal que la enriquece.

 

Extra tip: un recurso útil crear un calendario editorial para visualizar cuáles son los temas de los cuales es posible escribir en los próximos tres, seis o doce meses.

 

Si querés investigar más sobre el tema, te sugiero leer el siguiente post: Plan de contenidos para tu blog. Más allá de esto, el miedo a quedarse sin tema se desvanece ejercitando la escritura. Descubriendo que un texto tan específico como “Los cinco beneficios del email marketing para abogados”, se relaciona sin dificultad con una historia personal. Siempre y cuando no limitemos nuestro concepto de “historia personal” a la búsqueda de un asunto para tocar la fibra sensible de nuestro lector. La simple mención de nuestra experiencia con el tema es una historia personal y cuánto mejor aprendas a desarrollarla, más crecerá el compromiso de tus lectores. Sean quienes sean.

 

5 tips finales del storytelling para emprender.

 

Los anteriores principios del storytelling para emprender tienen que  estar presente en la raíz de tu escritura. Son el punto de partida de cualquier proyecto de escritura para generar una presencia online destacable. Antes de despedirnos, quiero ofrecerte además, cinco tips que puedas utilizar en tu próxima publicación.

 

  1. Apelar al detalle: no escribas “caminando rápidamente” cuando quieras decir “acelerando el paso con dificultad”.  Lo sé, son más palabras y condiciona la simplicidad del texto pero vale la pena el cambio cuando ayuda a  tu lector a escenificar una situación.
  2. Cambio de perspectiva: en ocasiones cambiar el punto de vista anima una historia. ¿Qué pasaría si mirarás más de cerca (como aplicando el zoom)? ¿Y si miraras al nivel del piso? ¿Cómo sería la historia desde los ojos de un niño de 3 años? Es un ejercicio que te ayuda a mejorar tu storytelling para emprender.
  3. Buscar el ritmo: alternar oraciones breves con otras más extensas y pausadas. El ritmo de lectura es un factor esencial para enganchar a un lector y nuestro primer objetivo es evitar la monotonía.
  4. El momento transformacional: en un artículo para tu marca, una buena introducción que exprese un momento transformacional (el que cambia tu forma ser, estar o vivir) es siempre una forma de fomentar el compromiso y garantizar que el lector siga leyendo.
  5. Jugar con los recursos verbales: no importa cuán serio sea el tema de tu post. No niegues al lector la posibilidad de entender tu punto con comparaciones y metáforas. La única forma de entender algo nuevo es comprándolo con algo ya conocido. Cuando logres este tipo de escritura que contempla el saber de tu lector, tu storytelling para emprender alcanzó un grado de perfeccionamiento del cual deberías sentir orgullo.

 

Invitación final: Escribe y Vende.

 

Contame en los comentarios si te resultó interesante alguno de los puntos anteriores y vas a aplicarlo en tu storytelling para emprender. Por otra parte, quiero compartir contigo una invitación. Si aún no conocés mi grupo de aprendizaje, te animo a pedir acceso a través del siguiente enlace: Escribe y Vende. Es un placer recibirte, allí encontrarás sugerencias y reflexiones que no comparto en ninguna otra parte.  ¡Hasta el próximo artículo desmesurado!

Autor

2 Comentarios

  1. ¡Hola desmesurada! Desde hace un buen tiempo te vengo siguiendo (tranquila, no es literal así que no tienes porque mirar hacia atrás) en LinkedIn y leyendo tus artículos sobre storytelling. Solo quería decirte que me gusta mucho tu manera de explicar y compartir sobre storytelling –y tus imágenes que se han convertido en tu identidad visual– y me animas a desarrollar esa faceta de mi marca personal.
    ¡Saludos desde Perú!

    • Gracias Eduardo por escribirme. Es un placer saber que desde Linkedin llegaste a mi blog y a mi desmesura. Besos!

Escribir un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.