Conozco de cerca el desconcierto que se siente al escribir un blog profesional.  También, cómo se vive el proceso de transformar un blog escrito por el placer de expresar y comunicar en otro con un objetivo comercial. Para quienes durante años escribimos un blog personal, el cambio no es simple. De hecho, muchos de nuestros lectores van a dejar de leernos. Lo sabemos.

 

Escribir un blog profesional: 5 emprendedoras exitosas te cuentan su experiencia.

 

Escribir un blog profesional.

 

Aunque sientas que es el momento, el propósito de escribir un blog profesional espesa dudas e inquietudes. Como cualquier otro proceso de cambio, la decisión de profesionalizar tu blog está rodeada de fantasmas:

 

  1.  Pérdida de la identidad.
  2. Abandono de lectores.
  3. Incertidumbre sobre el interés del tema.
  4. Dudas sobre cómo generar ingresos reales.
  5. Temor de que no funcione.
  6. O a que funcione, pero sea demasiado rápido.

 

Pérdida, incertidumbre, temor. Las emociones te paralizan. Pero una intuición inexplicable te impulsa a seguir adelante, alentando tu idea con una fuerza que ni siquiera sabías que tenías.  Estuve parada en ese lugar no hace demasiado tiempo.

Escribir un blog profesional no es el apocalipsis. No escribo desde la conjetura. Escribo porque viví cada uno de los cambios que te atemorizan.  Y ¿sabés qué? Nada fue apocalíptico. Ninguno de los escenarios catastróficos que imaginé se hicieron realidad. Todo lo contrario. Comenzar a escribir un blog profesional supuso un cambio más allá de lo laboral.

Tampoco voy a colorear una fantasía. Vas a perder lectores y recibir críticas veladas -y no tan veladas- por tu decisión. Pero también vas a encontrar lectores nuevos que al descubrirte resuelven un problema que les incomodaba o se inspiran con tus palabras. Vas a disfrutar escribiendo y  a recibir tanto de tu blog profesional, que hoy te costaría imaginarlo.

Claro, estas son palabras desmesuradas. Estás necesitando más y yo lo sé. Por eso, estuve de preguntona. Cuestionando a cinco emprendedoras que escriben un blog profesional.

 

Escribir un blog profesional.

 

En este grupo de mujeres, todas talentosas en lo suyo vas a encontrar desde una profesional muy reconocida del marketing a una bloguera que ni siquiera se había cuestionado que era “profesional” hasta que recibió mi pregunta. Todas comparten desde su perspectiva, la forma de escribir un blog profesional, los obstáculos a superar en el recorrido y cómo superarlos siendo honesta con tu audiencia y fiel a vos misma.

¿Para qué seguirte contando yo lo que ellas dijeron? Leélas con calma. Cada una te ofrece un aprendizaje invaluable para los distintos momentos de tu recorrido como profesional del blogging.

 

Vilma Núñez de “Vilma Núñez”

 

La audiencia me hizo cambiar poco a poco mi blog. Sus peticiones hicieron que evolucionara más rápido las páginas de venta de mi blog. Y sobre todo que reflejara más mi trabajo profesional como consultora.

A finales del 2015 me atreví a realizar un cambio mayor. Cambié mi vocabulario para utilizar las palabras que mejor definen mi trabajo actual. Así mismo contraté a una fotógrafa para hacerme nuevas fotos profesionales y decidí cambiar las principales páginas del blog (la página de inicio, la de acerca de mí, la de servicios, las individuales de los principales servicios y la de contacto).

Con este cambio conseguí mejores resultados, más visitas, más leads y sobre todo mejores potenciales clientes.

 

Lourdes Sánchez de “Aquí con mis cosas”.

 

Hola, me llamo Lourdes y escribo un blog desde hace año y medio. Digo “escribo” porque tener blog lo tengo desde hace 8 años. Cuando comencé con el blog mi idea era utilizarlo como diario/archivo para guardar todas mis notas sobre los jabones artesanos que hacía. Nunca pensé que nadie me pudiera leer y mucho menos seguir, pero lo hicieron.

Después de muchos altibajos en las publicaciones -y a raíz de una baja laboral- decidí retomarlo con ganas y más en serio. No sé en qué momento decidí profesionalizar el blog. Fue algo natural, cuanto más escribía más ganas tenía de enseñar todo lo que sabía. Descubrí que lo que más me llenaba en este mundo era enseñar y ayudar a los demás a realizar su sueño de hacer sus jabones y cosméticos artesanos. Pero claro una cosa es saberlo y otra llevarlo a práctica.  En todo el proceso he tenido tres grandes retos.

 

El primer reto:

 

Cuando empiezas el enemigo más grande que tienes eres tú misma. Nunca sabes lo suficiente, nunca está todo cómo crees que debe estar para lanzar el proyecto, las caras de escepticismo de los que tienes cerca te hacen pensar que estás un poco chalada. Aunque sientas en tu interior como bulle tu idea (si, es algo físico, se siente en el estómago y recorre el cuerpo) acabas siendo la reina de la procrastinación. Pero tiene solución: no te quedes sola.

 

Busca en las redes sociales grupos de mujeres que estén como tú, deseando compartir sus sueños y ayudarse entre ellas a seguir avanzando.

 

Si no llega a ser por los grupos todavía estaría pensando en el lanzamiento de mi primer ebook.

 

El  segundo reto:

 

El segundo problema con el que te encuentras es de logística. Yo no tengo problemas con los ordenadores o los programas a utilizar, se me dan bastante bien. Pero entre diseño de blog, diseño de ebook, marketing, newsletter y un largo etcétera de palabras de las que no había oído en mi vida mi día a día era un caos. La solución: formación y organización. No escatimes en formación y apúntate a todos los cursos gratuitos y de pago que te puedas permitir. Céntrate en cada tema y ponte horarios para trabajar en cada uno.

 

El tercer reto:

 

Vuelve a ser una misma y el miedo a exponerse públicamente. En ello ando peleando todavía. Ya me atreví con un ebook. Me he atrevido a que se oiga mi voz en un curso por vídeo y mi siguiente reto es salir yo misma en vídeo. La solución a todos los miedos está dentro de ti y en las tremendas ganas de compartir tus sueños. Pero para mi lo más importante es no hacerlo sola, busca a quien te pueda ayudar y acompañar en tu camino.

 

Estíbaliz López de “Estíbaliz López”.

 

Habiendo vivido lo que he vivido y sabiendo lo que sé, puedo decir que para mí, pasar de tener un blog personal a uno profesional tiene un montón de cosas buenas. Pero no te voy a mentir, emocionalmente puede ser agotador.

 

Siempre lo digo, esto de emprender online es una carrera de fondo.

 

Un día hablando con una familiar que corre maratones, me estuvo explicando las etapas por las que pasas y creo que sería la mejor comparativa para este caso. En una maratón empiezas con mucha energía, casi teniendo que controlarte por la emoción. Al kilómetro 15 estás cansada pero aguantarás el tirón si sigues. En el 30 estás deseando llorar y dejarte caer al suelo pero tu mente tiene que obligar a tus pies a andar. Hasta que en el kilómetro 35 tu cuerpo ya esté acostumbrado y lo único en lo que puedas pensar es en lo poco que te queda para llegar. Mientras, tu cuerpo se mueve casi de forma automática.

 

Escribir un blog profesional vale la pena.

 

Es cansado. Pero,  si otras han podido, nosotras también. Por eso tenemos que enfrentarnos a uno de los grandes obstáculos que todas tenemos: el miedo y las inseguridades. Por que por mucho que te levantes y digas “lo voy hacer, yo puedo”, hay días mejores y peores. Sobre todo al principio. Parece que todo te sobrepasa. Pero esto se soluciona con un buen equipo de apoyo y un grupo de mastermind. Tener un grupo de emprendedoras tan cabeza locas y dispuestas a luchar por todo como tú, que aunque están ahí con sus miedos y sus dudas te apoyan y tú las apoyas a ellas:

 

Juntas se empuja más fuerte y se llega más lejos.

 

Además te sorprenderás haciendo amigas únicas y sintiéndote unida a otras mujeres fuertes y maravillosas que te complementan estén en la punta del mundo en la que estén.

Personalmente no he tenido problemas con la organización porque soy muy escrupulosa para ello. Sí que he tenido problemas a la hora de expresarme y conectar a través de las palabras. No soy mujer de contar grandes historias, mi marido dice que cuento chistes para hacer llorar más que reír, así que cuando Paula apareció en mi vida y me puso las pilas con el tema de la escritura empecé a superar otra de mis grandes barreras a la hora de profesionalizar el blog.

 

Consejos para escribir un blog profesional:

 

  1. Rodéate de gente tan motivada
  2. Si tienes miedo es normal, pero no huyas, actúa, es la única forma de enfrentarlo.
  3. Conecta con tu gente. Que no te dé miedo ser tu misma en todos los sentidos: escribiendo, hablando si haces videos, en una foto en el “Sobre mi” de tu blog.

 

Sandra Ruiz de “Miss Agenda Limón”.

 

No me había parado a pensar que sí, que tengo un blog profesional. Y me preguntaba cómo no me había parado a pensarlo.  Tras mucho pensar,  he llegado a la conclusión de que es así porque todo ha seguido su cauce normal. La naturaleza del blog me ha ido pidiendo cambios y esos cambios no solo han hecho cambios en mí misma sino en mi blog.

Cuando mi primer blog de recetas empezó a tener cabida también el mundo de las fotos, ya que con las fotos al final era la manera de hacer atrayentes las receta, fue tomando cada vez fuerza el mundo de la fotografía.

En verano del 2015 cree “Miss Agenda Limón”. Tras unos meses en el blog anterior de recetas y dulces donde intentaba encajar como fuera la fotografía me di cuenta que no podía ser.

 

No fue un fracaso. fue un paso hacia delante.

 

Dejé de lado, sin cerrar el otro ya que tiene muchas recetas buenas y fáciles de hacer y me dediqué a  escribir un blog profesional: “Miss Agenda Limón”.  Comencé a compartir de verdad y puramente ahí temas relacionados con fotografía. Y poco a poco percibí que mediante mi ayuda, cubría necesidades de personas que carecían de conocimiento fotográfico. Además que no se me daba del todo mal.

Es ayuda se convirtió en cursos gratuitos con contenido más o menos bueno y en breve empezaré a lanzar mis cursos para enseñar a tomar fotografías que vendan y cuenten historias, sus historias.

 

En el fondo todo empezó cuando me creía -al fin- que sí, sé cosas que tal vez otros no sepan y que además se comunicarlas de manera fácil y amena.

 

Siempre tuve la duda de por qué yo iba a saber más que otras personas. Pero sí, a veces “la práctica” es un grado y yo, llevo mucho con mi cámara recorrido.

 

 

Marcela Cavaglieri de “Marcela Cavaglieri”

 

Y ¿quién te lee? Me preguntaron hace unos 5 años cuando comencé a escribir un blog profesional en español… la respuesta fue simple: Nadie…pero algún día me leerán.  Y así fue. Yo sabía que tenía que haber más mujeres que como yo, estuvieran interesadas en leer sobre manualidades, deco, tutoriales y todas esas cosas que hacen mi mundo bloguero dar vueltas. Y a ellas me dirigí y me sigo dirigiendo.

Mis lectoras eran imaginarias al principio pero poco a poco fueron volviéndose reales y lo más llamativo es que fueron tal cual yo me las imaginé…o tal cual yo las elegí. Sí, porque sin querer, cuando uno escribe un blog, elije a quien escribirle.

Con ellas, las lectoras en mente es que elijo qué decir y como decirlo y lo hago siempre como si estuviéramos en el living de mi casa o en el bar de la esquina lo que me ayuda a sentirme cerca a ellas aunque nunca nos conozcamos personalmente.

 

Escribir un blog profesional: dar a conocer mi trabajo.

 

Cuando me mudé a un país nuevo y me enseñó que solo me serviría en la medida en que yo le dedicara mucho, mucho tiempo. Por suerte, disfruto de hacerlo, por que claramente es algo que requiere tenacidad y constancia.

Pasé por la etapa de vender espacios publicitarios, pero no fue algo que disfrutara más allá de la recompensa económica y cuando me sinceré conmigo misma, la abandoné. Mi blog y yo tenemos otro tipo de relación. El nuestro es un amor casi platónico y juntos tratamos de influenciar a las lectoras a animarse a probar, a animarse a cambiar y a disfrutar de sus hogares y de aquello que hacen.

Mi trabajo, como bloguera y como participante en algunas redes sociales se ve más que recompensado cuando las lectoras me escriben para contarme que las inspiré a comenzar un pequeño emprendimiento.

 

Mi blog es, desde ese punto de vista, un blog profesional: porque yo me tomo muy en serio ésto de “vender inspiración y motivar a posibles emprendedoras”.

 

Uno nunca sabe quién está sentado del otro lado de la pantalla por eso trato de cuidar siempre mi contenido y dar lo mejor de mí. Escribir un blog profesional es la parte más importante de mi trabajo. Y  la que más satisfacciones me ha dado. A partir de mi actividad como bloguera llegó todo lo demás, incluyendo la recompensa material que alguna vez busqué.

En éstos últimos 5 años he visto tristemente desaparecer blogs que realmente me gustaban, blogs con contenido propio (los únicos que realmente sigo y aprecio) y que aportaban mucho a la inspiración colectiva. Lo entiendo por que como dije antes, lleva mucho tiempo y dedicación. Es un trabajo…por suerte, uno que disfruto muchísimo.

 

¿Qué estás pensando sobre escribir un blog profesional?

 

El blog que Marce escribía cuando aún vivía en EEUU fue uno de los primeros que leí y que comencé a seguir cuando aún no había pensado en profesionalizar mi blog. Desde el primer momento amé su prosa y su forma de “elevar lo cotidiano”. Si querés conocer parte de mi propia historia, te invito a que sigas leyendo: Por qué escribir un blog: la historia desmesurada.

Esti y Sandra son grandes compañeras de camino en la experiencia de escribir un blog profesional. Al igual que Lourdes, una mujer decidida y profesional que llegó a mi vida como alumna y se quedó como amiga virtual.

Vilma Núñez es una de las mujeres más prolíficas que conozco. Tiene una mirada certera sobre el mundo online y todo lo que produce es de calidad y con encanto. También es una mujer cercana y abierta. Capaz de compartir lo que sabe y ayudar a quienes se acercan a ella.

Todas se decidieron a escribir un blog profesional como forma de comunicación. Como estrategia para conectar con los lectores porque genuinamente, creen en la colaboración. ¿Estás preparada para ser la próxima en la lista? ¿Cuándo comienza tu blog profesional?

Si es una decisión tomada y querés viajar acompañada, te invito a mi comunidad de aprendizaje: Escribe y Vende. Encontrá una familia virtual de emprendedoras que escriben un blog profesional y disfrutan de hacerlo.

Autor

Escribir un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.