Crear comunidad en Facebook es una herramienta poderosa para darle vida a tu negocio online. Atención: ésta no es una afirmación desmesurada sin sustento. Es una convicción. Puedo decir aún más: es una convicción fundada en la experiencia. Mi blog, estuvo perdido en el limbo de Google durante meses. Sin embargo, eso no significó el fin de mi proyecto. O de mis ventas. ¿Por qué? Gracias a que decidí crear comunidad en Facebook.

Crear una comunidad también te ofrece la satisfacción de interactuar con personas con los mismos intereses. No son perfiles: son personas que comentan, preguntan y participan de tu propuesta.  Porque nada es más triste que publicar un post y sentirte acompañada únicamente por el sonido de los grillos.

Entiendo. Leíste por allí y por allá que Facebook dejó de ser relevante para vender tus productos o servicios. Que ahora «todo el mundo» está en Instagram. Permitime contarte algo. Comencemos por lo obvio: es cierto. Hoy Instagram es una red amable para la exposición de tu marca. Sin embargo, Facebook no está quebrado. Ni mucho menos. Sigue siendo una red con millones de usuarios activos.  Esto, sin contar con el hecho de que es un espacio en el que la segmentación se produce de manera natural. ¿Qué quiero decir con esto? Seguí leyendo para entenderlo mejor.

Las audiencias maduras para crear comunidad en Facebook.

Los usuarios de Facebook tienen un perfil específico. Si querés llegar a una audiencia madura (y madura no solo significa «de cierta edad», también significa «con decisión de compra»), Facebook es tu espacio.

Aprendiendo a utilizar sabiamente la tríada sagrada (Fanpage, Perfil, Grupo) aún es posible obtener beneficios que compensen el esfuerzo de planificación y creación que supone tener presencia y publicar en más de una red social.

¿Tenés idea de cómo crear comunidad en Facebook en 2020? ¿No? Entonces, tenemos que  solucionar este tema. No estarías perdiendo nada con intentarlo.

Crear comunidad en Facebook

Cómo crear comunidad en Facebook.

Empecemos por lo básico: si querés crear comunidad en Facebook, primero tenés que conocer a las personas (no a los perfiles) y permanecer atenta a lo que quieren y  necesitan. Ojo: lo que «quieren» y lo que «necesitan» no siempre coincide. Es prioritario que descubras dónde está la brecha entre el anhelo y la necesidad y cómo encaja allí tu propósito (y tu propuesta de venta) para que descubran que necesidad y deseo pueden ir de la mano.

Para lograr esto, hay que preocuparse menos por publicar y ocuparse más de conversar. ¿Cómo? Creando conversaciones en torno a tu contenido.  Conversaciones en las cuales tu comunidad pueda y quiera participar. Ahora, tengo una advertencia previa.

Si  querés  crear comunidad en Facebook, verla crecer y comprometerla con tu contenido, tenés que disfrutarlo.

Tiene que ser un ejercicio de goce. Tu lector tiene que sentir en cada una de tus acciones que lo estás haciendo para comunicar. De lo contrario, vuelven a sonar los grillos. Como somos personas y no perfiles sentimos -y rechazamos- las imposturas.  Por eso, antes siquiera de darte media sugerencia quiero que pienses si tenés el perfil para liderar una comunidad:

  • ¿Disfrutás comunicándote con otras personas?
  • ¿Tenés vocación de servicio?
  • ¿Estás dispuesta a experimentar, observar y reflexionar sobre tus resultados?

¿Verdad que sí? ¡Genial! Es elemental que comprendas que las personas están en un espacio como Facebook en sus momentos de ocio. Están buscando entretenimiento, inspiración y un mucho de vouyerismo social. No están buscando tu producto o servicio. No les interesa en lo más mínimo tu publicidad. De hecho, tu anuncio es una intromisión en su momento de esparcimiento. Mientras curiosean la nueva rutina del ex, el último viaje de la cuñada o las últimas fotografías de los amigos que no pueden ver diariamente.

Tu audiencia está en Facebook  para entretenerse, inspirarse y ver en qué andan las personas que conocen. Todo lo demás, es una intromisión.

Crear comunidad en Facebook en 5 claves desmesuradas.

Voy a contarte paso a paso cómo crear comunidad en Facebook. Si, además, querés escucharlo con mi tono de voz rioplatense, te invito al siguiente desmesuralive. En este encuentro, te cuento cómo fomentar el compromiso de tu audiencia en directo y sin edición. Son treinta minutos y el cambio que vas a lograr respecto al engagement (¡qué palabrita!¿Verdad?), promesa, es desmesurado.

Luego de que lo comprendiste de esta forma, seguimos adelante. Vamos por los cinco secretos para crear comunidad en Facebook.

1- El poder de la interrogante.

La forma más simple de conectar con tu comunidad es hacerle preguntas.  Seguro no pensabas que era tan fácil. Voy a hacerte una única recomendación al respecto: el secreto es formular preguntas que puedan responderse sin tener que consultar wikipedia. Tendemos a olvidar el poder que tiene lo simple.

Nos enroscamos en complicadas teorías sobre neuromarketing cuando el nunca bien ponderado «sentido común» podría ayudarte a encontrar el camino recto hacia las emociones de tus lectores.

¿Querés conectar con alguien?  Hacele preguntas sobre la persona que más le importa en el mundo: él mismo. También, ofrezcamos opciones:

  • Que pueda elegir entre la respuesta Y o la Z.
  • O pueda responder «sí» o «no».
  • ¿Más sencillo aún? Que pueda responder con un emoji.
  • Cuestionalos de tal forma que se sientan incentivados a hablar de su proyecto, sus sueños y sus planes.  
  • Realizá preguntas directas en tu fanpage o en tu grupo de Facebook a los lectores más comprometidos.

¿Qué tipo de preguntas hacer para crear comunidad en Facebook?

Te dejo a continuación algunos ejemplos para que formules preguntas específicas pensando en tu audiencia:

  • Expresar preferencias: ¿preferís tener diez amigos cercanos o cien mil seguidores en Facebook? ¿Por qué preferís usar Facebook sobre Twitter? ¿Leer en libros o en el Kindle?
  • Definir gustos: ¿cuál es tu época preferida del año? ¿Cuál es tu libro preferido? Las personas comparten con naturalidad su estilo de vida si se sienten orgullosas de él.
  • Mencionar solo un: autor preferido, tipo de música, red social, lugar para las vacaciones, restaurante preferido, libro que están leyendo, plan para el fin de semana. Tu imaginación es el límite.
  • Si pudieras: Si pudieras viajar a cualquier destino gratuitamente, ¿a dónde viajarías? Si pudieras entrevistar a cualquier personalidad: ¿a quién eligirías?
  • Expresar emociones: gratitud, nostalgia, indignación. La gama de emociones que podemos expresar es amplia y siempre que invites a compartir cómo nos hace sentir determinada situación, la respuesta no se hace espera. ¿Por qué? Porque «sentir» no es una respuesta que requiera de corrección. Nadie está pensando si siente bien o mal, simplemente, siente y lo expresa.

 

Ejercicio infalible para crear comunidad en Facebook.

Al terminar de leer este artículo, te invito a realizar el siguiente experimento en tus redes sociales: escribí una publicación en tu comunidad expresando agradecimiento por cinco personas por su compromiso con tu contenido.

¿A quién vas a etiquetar? A aquellos seguidores que interactúan dinámicamente con tus publicaciones. Afortunadamente, Facebook te facilita esa información.

Luego, podrías sugerir que ellos mismos agradezcan a quienes han sido importantes -por el motivo que sea más adecuado- en sus vidas y que los etiqueten en el comentario.

De esta forma, se crea una cadena de agradecimiento que nutre el sentido de comunidad en torno a tu marca. Sencillo y funciona. Ponelo en práctica y contame cómo resulta.

2- Escuchar las respuestas.

Es tan obvio que me debería dar pudor escribirlo. Pero como hace rato que lo perdí (si lo encontrás por ahí, no me avises porque vivo mejor sin él), no siento ninguna vergüenza. Formular preguntas implica estar atenta a las respuestas, escucharlas y hacerlo con sincero interés de conocer a quienes responden. La confianza ni se compra ni viene en pastillas de 500mg.

La confianza se construye escuchando activamente a las personas que van acercándose a tu comunidad.

Si uno de tus «fans» responde alguna de tus preguntas o participa de una de tus actividades,  necesita una respuesta. Si no estás dispuesta a dialogar, entonces ni lo intentes. Porque luego de responder un par de veces al vacío no va a escribirte nunca más.

Por otra parte, no renuncies a dar el primer paso. Con esta insinuación, te estoy invitando a crear publicaciones específicas en las que menciones -y etiquetes- a aquellas personas que interactúan con tu contenido de forma habitual. Incluí a estas personas en el diálogo con la misma naturalidad con la cual conversarías con alguien cercano. ¿Por qué? Porque estas personas son los pilares de tu comunidad. 

3-  Hablar para que te entiendan, no para impresionar.

¿Está demás recordarlo? Ocasionalmente, estamos tan preocupadas por la imagen profesional que queremos proyectar que perdemos toda la naturalidad. Facebook no es un espacio para «sonar inteligente» es un espacio de comunicación en el que te expresás coloquialmente.

Eventualmente habrá ocasiones en las cuales decidas dedicar un post a un tema delicado con un lenguaje menos festivo. Pero, la mayoría de tus interacciones tiene que ser en el lenguaje de las personas con las que estás dialogando.  Si te interesa crear comunidad en Facebook, animate a conversar sin llenar los espacios en blanco con tecnicismos , ni con la pretensión de impresionar a quienes te leen.

Iniciar el diálogo con tu audiencia expresándote con sencillez. En ocasiones, «buscando un estilo», perdemos de vista lo esencial: el mejor estilo es el tuyo. Descubrilo. Pulilo. Potencialo.

 

4-  Saltar de las letras a la pantalla.

Auch… Sé que esta sugerencia duele. Ponerse frente a una pantalla es uno de los desafíos más grandes de quienes nos comunicamos con una comunidad. Voy a repetir esta máxima hasta el cansancio: si querés ser visible te tienen que ver.  En este caso no hay nada metafórico en ese «ver».

Si querés aumentar el compromiso de tu comunidad nada tiene el poder de la imagen y el sonido.

Para esto podés usar el medio que prefieras y la herramienta que te quede más cómoda (por ejemplo, Facebook Live) siempre y cuando funcione sin interrupciones. 

Algo más: no te presiones. Nadie te dice que comiences experimentando con hora y media de directo. Una grabación de cinco minutos puede ser igual de poderosa. De esa forma vas adquiriendo comodidad. En mis primeros directos en Hangout (¡qué tiempos aquellos!) no me animaba a mostrarme en pantalla. Hoy, si me lo pedís dos veces, hasta te canto. Por las dudas no pruebes: no querés escucharme cantar.

Ejercicio desmesurado.

Realizar un directo es una de las mejores formas de crear comunidad en Facebook. Si te preocupa cómo organizarlo, te sugiero que comiences con la siguiente estructura:

  1. Presentación personal: no asumas que toda persona que te escucha te conoce. Pero tampoco dediques tres minutos a la presentación. Un simple «hola» con la adición de tu nombre y tu espacio (nombre de la fanpage o grupo) puede ser suficiente.
  2. Presentación del tema: más allá de que lo escribiste en el título, no olvides mencionar qué tema vas a desarrollar. Por dos motivos: contextualiza la conversación, maneja las expectativas de la audiencia y es una guía para quien vea la grabación. Tenelo presente: siempre son más personas las que miran la grabación que las que están presentes en directo.
  3. Desarrollo: selección de 3 puntos importantes. Más es abuso. Demasiado extenso para un live en el que se pretende la interacción. Es preferible que pienses en un webinar.
  4. Recapitulación: cuando estés finalizando el desarrollo, realizá una síntesis de los puntos fundamentales de tu discurso. Que quien está del otro lado de la pantalla se lleve por lo menos, una idea que lo entretuvo o lo inspiró. En última instancia, éste es el objetivo: crear comunidad en Facebook.
  5. Despedida: no te vayas sin contarle a quien tu escucha dónde puede encontrarte o cuándo van a volver  a encontrarse. Es una forma de generar recurrencia y, cuando tu público genere el hábito de escucharte, vas a contar con una audiencia recurrente.

Te animo, con toda la desmesura de la que soy capaz, a que pruebes comunicarte en directo. Es una herramienta poderosa que, utilizada estratégicamente, aumenta el compromiso de tu comunidad y en consecuencia, te ayuda a conseguir los objetivos que te hayas propuesto con ella.

5-  Si te vas a mostrar: mostrá lo que es.

¿De  dónde salió esto Paula?  Te cuento: si vas a «salir del cascarón»,  que se vea lo que hay.  La perfección no es una aspiración en una comunidad digital. ¿Ya te mencioné que te comunicás con personas, no con perfiles?  Es importante que lo recuerdes: las personas cometen errores. En general no lucen geniales a las seis de la mañana y no siempre tienen la palabra precisa y la sonrisa perfecta.

Antes de seguir cantando mentalmente «Ojalá», animate a ser quien sos porque llevar una máscara pesa demasiado. Tengo el orgullo de decir que soy lo que se ve, con todo lo que eso tiene de bueno y de no tan bueno. Pero para qué te voy a contar detalles, si lo podés descubrir sin ayuda.

Sí, es un elogio de la autenticidad. Porque ser auténtica garpa para crear comunidad en Facebook tanto como ir de pose en Instagram. 

Preparada para crear comunidad en Facebook.

Si tu respuesta es afirmativa -espero que entusiasta también- te invito a que participes de la clase clásica desmesurada que comparto a continuación. De paso, ya que estás de visita en mi canal de Youtube, podrías suscribirte para que te lleguen todas las notificaciones de mis clases en vivo.

No me despido sin antes, invitarte a que formes parte de mi comunidad de aprendizaje. ¿Esperabas menos? Enseño con el ejemplo. Para mí también es fundamental crear comunidad en Facebook. Además, unirte es muy fácil. Lo único que tenés que hacer es solicitar acceso y saludar, contándome que ya sos parte de la familia desmesurada. Por aquí, te dejo el enlace: Escribe y Vende. Te espero del otro lado.

¿Te interesa seguir aprendiendo? Te propongo conocer mi ebook «Escribe. Emociona. Vende», en el cual te enseño cómo elaborar un plan de contenidos para consolidar tu marca y aumentar tus ventas utilizando la herramienta de marketing más poderosa que conozco: las historias. Clickeá en el siguiente botón y te cuento más.

Autor

12 Comentarios

  1. Mieditos, miedecillos, miedotes. Ya tengo todo armado, pensado, craneado y la impostora me está comiendo la cabeza. Creo que lo que mas me genera dudas es pensar mucho en el futuro y lo que va a pasar.
    Por otra parte estoy tan deseosa de materializar mi proyecto que la idea de no intentarlo siquiera es algo que no me puedo permitir.
    Gracias Paula por todo lo que haces para esta gran comunidad!

  2. Hola Paula!!

    A mi me gusta mucho comunicarme con la gente, de verdad, y creo que estoy aprendiendo a hacerlo bien, estoy experimentando con FB live, y lo que algunas veces se me sale de control es el guión que hago, me salen otras cosas por comunicar jajajaj!! pero si que lo disfruto.

    Estoy trabajando en conectar más con todas las mujeres que me acompañan, creando estrategias para lograr una interacción, y no solo conmigo sino que cada una de ellas se conozca.

    Muchas gracias por los secretos, que si vienen de ti estoy más que segura que son una bomba!!!

    Un beso!

  3. Kari de Flores Responder

    Que fácil que se lee, y tan dificil que se me hace…pero los consejos son para ser tomados en cuenta, muchas gracias de verdad que voy a ver por cual de estos empiezo

    • Lo «fácil» o lo «difícil» suelen ser cuestiones de perspectiva. Con el tiempo, aspectos que nos parecían imposibles de realizar nos resultan sencillos y así es que la vida cambia y se enriquece. Es cuestión de probar… Besos!

  4. Hola Paula,

    Muy buenos consejos. Quiero hacer Webinar, pero el temor me lo impide, siempre fui muy tímida y es algo con lo que he venido luchando. Tu grupo ha sido algo de lo que más me ha ayudado. Este año debo terminar de sacar todos esos tontos miedos y de una vez por todas hacerlo. Saludos

    • Leticia, te escribe una tímida introvertida que siente ansiedad frente a la exposición… a ver: es cuestión de un día decir lo hago salga como salga. Y así, cada vez. Besos!

  5. Aquí otra tímida introvertida, que el otro día se puso a hacer un Facebook y se pegó «hora y media en el aire»…
    Me dan palpitaciones desde el día antes, y hasta el minuto 1 estoy temblando, pero luego me concentro en lo que estoy haciendo en ese momento, y ya me comeré la cabeza después…
    Afortunadamente ha salido bien.

    El caso es que este artículo llega en el momento justo ,) Mis miedos son la demanda de tiempo y energía: el tener que estar mucho tiempo pendiente… y el crear cada día/semana varios temas interesantes de conversación.

    También el tema de la naturalidad, de no querer imitar a nadie (incluyendo a La Desmesurada, ahora que no nos lee), aportar cosas útiles a la vez que entretenidas (me encantan tus artículos y siento una envidia inconfesable por tu facilidad para hacer comentarios amenos entre líneas).

    Y bueno, ahí estamos… Pero creo que en breve se puede materializar e ir aprendiendo poco a poco. Gracias por tus consejos porque son bien valiosos para mí, para tener las cosas claras y estar mejor preparada y mentalizada ante este nuevo reto ,)

    Abrazos!

    • Solo te diría una cosa: alguien que es capaz de hacer todo ese análisis sobre la situación y cómo debe manejarla es capaz de realizarlo. De eso, estoy segura. Besos Irtha!

  6. Me da panico escenico hablar en publico lo dificil es empezar luego me enrollo y no paro, me siento mas comoda escribiendo qu frente a la camara.

    • Entiendo lo que se siente Isabel, yo también me siento más cómoda escribiendo pero… hablar tiene su encanto también. Saludos!

Escribir un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.