Soy una evangelista del potencial de un blog para crear marca personal.  Incluso, puede que resulte intensa en mi franco convencimiento del umbral de posibilidades que se abre al compartir tu conocimiento cuando el objetivo a corto plazo es emprender en internet.

En mi historia personal, escribir un blog fue:

  • Mi válvula de escape a un trabajo alienante.
  • Una forma de expresión para mi maternidad primeriza cuando me superaba la experiencia.
  • Un espacio de encuentro conmigo, mis intereses, deseos y necesidades.
  • El descubrimiento del poder de una comunidad en los momentos de alegría y dolor.
  • Finalmente, mi espacio para emprender en internet y desarrollarme profesionalmente.
Emprender en internet

Emprender en internet.

Este artículo que estás leyendo no desarrolla consejos prácticos para emprender en internet. De todos modos, tiene tres objetivos definidos:

  • Reflexionar sobre lo que significa crear un negocio online.
  • Compartir contigo 10 ideas para emprender en internet sin inversión inicial.

¿Por qué estos objetivos?

  • Para que decidas crear un blog y desarrolles tu marca escribiendo.
  • Porque quiero presentarte cómo un blog puede ser una forma de emprender en internet.
  • Para que quienes aún no descubren esta poderosa herramienta de comunicación tengan una visión panorámica de lo que significa emprender en internet sin idealizaciones.

Solo por si te perdiste el  artículo anterior y te interesa leerlo para seguir este planteo desde el inicio, te dejo el enlace: Quiero un blog pero no sé cómo escribirlo.  Con esta transición poco convincente -pero espero efectiva- seguimos adelante si me das tu permiso.

Cuando lo sólido se diluye en el aire.

Vivimos en la sociedad de la información y más allá de toda queja o lamento, la digitalización de experiencias es un proceso instaurado. Puede frustrarte, pero no es posible negarla. Aunque te encierres en el medio del monte sin conexión, la realidad digital sigue estando ahí. Sacándole fotos a tu cueva de retiro desde un satélite.

En este contexto, un blog es una experiencia particular. Nunca antes existió -tan al alcance de la mano- esta posibilidad de difundir tus ideas o iniciar un emprendimiento basado en tu talento. Claro, el brillo trajo consigo todo tipo de vendedores de humo.

El gurú y el vendedor de espejos.

Desde que me interesé por el tema de emprender en internet, encontré tanta variedad de propuestas al respecto que aún estoy filtrando la información recopilada. Sí, soy un poco obsesiva. Cuando investigo, investigo de verdad. No en vano, soy la desmesurada.

En esta búsqueda, encontré espacios enriquecedores y con una clara propuesta de valor. Durante años leía a Laura Ribas y a Déborah Marín. Es injusta la mención exclusiva porque no son las únicas creadoras de contenido que leía con asiduidad. Las elegí porque representan dos extremos de la postura emprendedora. Son talentosas, confiables y obvio, escriben un blog. Ambos cargados de información.

Laura Ribas, hace videos compactos e informativos dirigidos a emprendedores orientados a los resultados. Fui siguiendo su crecimiento y respeto cómo le dio forma a su visión. Deb escribe textos extensos, reflexivos, cargados de introspección para emprendedoras creativas. Tiene un modo literario de expresión, es pausada y nunca jamás escucharás de su boca la palabra «leads»

Quizás sea una definición simplista de ambas pero para el caso, quiero que comprendas que por cada uno de estos casos orientados al conocimiento y la reflexión, hay decenas de vendedores de objetos brillantes que se sacan fotos escribiendo en su computadora mientras descansan en una playa tropical. Como si se pudiera escribir un artículo a pleno sol.

Cuando me encuentro con este tipo de promesas inflamadas de bienestar, me pregunto por qué una persona se dejaría llevar por esa escenografía de cartón pintado. La vida del 80% de las personas que emprenden en internet no transcurre mientras se hacen selfies tecleando.

¿Pensando en emprender en internet durante la crisis?

Puedo entender el poder seductor de este tipo de imágenes. Si hubiese nacido dos décadas más tarde no habría dudado ni medio segundo en elegir una profesión digital. Por lo tanto, siento una franca identificación de anhelos con quienes quieren emprender en internet. Lo que nunca podré procesar racionalmente es que este montaje resulte persuasivo a largo plazo. Por eso, testeemos si podemos transitar juntas el camino de emprender en internet en su versión desmesurada.

A este respecto, tengo una buena noticia: lo único necesario para comenzar es una idea. Una idea para desarrollar, validar y ejecutar. Porque tan importante como tener una visión es contrastarla con la realidad y ponerla en acción. Sin embargo, al inicio es posible que sientas que te limita no contar con suficientes recursos. Entonces, tengo otra buena noticia. Muchas ideas rentables pueden desarrollarse con apenas una inversión inicial.

Despedite de las excusas porque a continuación te voy a presentar ideas para emprender en internet que es posible comenzar desde tu casa con lo mínimo indispensable. Sí: aún cuando no cuentes con grandes recursos en este momento. En tiempos de crisis, la imaginación es tan importante como el conocimiento.

No todas las ideas se adecuan a la persona que sos y la forma en la que querés vivir (por tu edad, género o contexto). Sin embargo, con un poco de creatividad, se puede transformar lo escrito en el punto de partida de una actividad laboral total o parcial para obtener dinero extra o ¿por qué no soñar en grande?, para un desarrollo de tiempo completo que sea tu fuente principal de ingresos.

3 advertencias iniciales:

Las siguientes ideas para emprender en internet son un punto de partida. El camino que vayas a recorrer, depende de tu determinación para formarte en el negocio que elegiste protagonizar. Antes de comenzar, quisiera realizar tres precisiones:

  • Estas ideas no requieren de inversión financiera pero sí de tu tiempo -nuestro único recurso no renovable. Cualquier proyecto que desees rentabilizar va a demandar horas y quizás, algunas noches en vela.
  • Que no exista inversión inicial no es sinónimo de que sean “fáciles”. Esta propuesta no te invita a hacerte millonario sin que pongas en juego tu perseverancia para planificar y acercarte a tus metas.
  • Tampoco significa que no importe la formación específica. En muchos casos será necesario que evalúes la posibilidad de educarte para crecer. Aprendiendo tanto las tendencias de tu área como saberes complementarios: estrategias de negocio, marketing, storytelling, etc.

Las soluciones mágicas son engañosas. No pretendo tentarte con ilusiones que te generen una molesta sensación de incomodidad. De “no poder”. Crear y poner en funcionamiento un negocio supone horas de trabajo para asentar las bases en las cuales se sostiene todo lo que edifiques posteriormente. Por otra parte, cuando la idea exija para su crecimiento de herramientas pagas, voy a aclararlo para que puedas evaluar tus posibilidades. ¿Comenzamos?

10 ideas para emprender en internet.

A continuación, vas a encontrar unas cuantas ideas para emprender en internet. Los negocios online no solo son rentables sino que tienen otros beneficios asociados:

  • Se puede comenzar un negocio online sin contar con grandes conocimientos técnicos.
  • Pueden comenzarse en cualquier momento y sin estar atados a un espacio físico.
  • No es necesario personal ni herramientas costosas para poner tu negocio en marcha. Con una computadora y conexión a internet es suficiente.
  • Pueden ser desarrollados en paralelo con otras formas de trabajo.

Espero que este panorama general te ayude a comprender que existen opciones de desarrollo sin caer en propuestas engañosas. A partir de este momento, lo ideal es leer sin prejuicios. Aún cuando muchas propuestas no estén vinculadas a tu talento o simplemente no te agraden. Creo que siempre disponemos de la posibilidad de imprimirles nuestra identidad para que sean más disfrutables y nos permitan obtener ingresos mientras realizamos un trabajo sin agobios.

Cada uno de los campos está brevemente explicado para que tengas una visión amplia de cuál es el tipo de negocio. Estás a punto de dar el primer paso: elegir tu idea.

Elegir tu idea.

1- Escribir un blog.

El primer paso en la creación de tu blog es la elección de una plataforma en la cual escribir sobre un tema que te apasione y domines lo suficiente como para poder publicar de forma consistente, compartiendo conocimiento con las personas que te lean.

Las dos plataformas más usadas son Blogger y WordPress. Ambas son gratuitas y permiten desarrollar un espacio rentable ya sea ofreciendo tus servicios personales (de consultoría, por ejemplo) como tus productos digitales (plantillas, ebook, cursos).

También existe la posibilidad de que monetices tu blog a través de la publicidad y cuando tengas el suficiente número de visitantes al día, cobres por reseñas de productos o servicios.

¿Te resulta interesante la posibilidad de escribir un blog? En ese caso, te dejo el enlace a mi ebook Pilares del relato, una síntesis de las herramientas necesarias para elaborar tu primer plan de comunicación desde un blog.

2- Crear una tienda virtual.

Si tenés habilidad para el diseño o las labores manuales es posible transformar tu hobby en un negocio rentable vendiendo productos elaborados por tus propias manos en una tienda online. ¿No sos de las habilidosas? También existe la posibilidad de crear una tienda online vendiendo productos creados por otras personas o comprados al mayoreo.

Una tienda online es una opción ideal para ampliar el mercado de clientes potenciales promocionando tus creaciones en internet. Para que tu camino sea más llano, existen espacios virtuales como Etsy, que te permiten alojar tu tienda virtual con un costo mínimo por producto y te facilitan todo el mantenimiento técnico de la tienda. Que no es un detalle menor.

¿Ya tenés una tienda online y no vende como quisieras? Dejame ofrecerte una guía para que entiendas qué está sucediendo y escribas descripciones que favorezcan tu identidad verbal y la venta de tus productos:

3- Clases particulares en línea.

Tu conocimiento técnico específico puede ser el que muchas personas están esperando aprender. Desde idiomas a repostería, todo saber puede enseñarse online aplicando herramientas básicas y además, gratuitas. ¿Cuál sería el procedimiento? Sustituir el salón de clase por un espacio virtual de encuentro (puede ser Skype o Zoom) y comenzar a buscar tus primeros alumnos en las redes sociales.

También podrías centralizar toda tu oferta de clases desde las funcionalidades que ofrece Google: Gmail, Drive, Duo, Classroom. Te dejo el enlace de toda la información sobre cómo trabajar desde casa utilizando Google Suite. Por supuesto que este servicio tiene una versión gratuita y la posibilidad de ampliar funcionalidades con una mínima inversión.

4- Asesoramiento o consultoría.

Cuando tu conocimiento específico orienta a otra personas a tomar decisiones que mejoran su calidad de vida, aumentando su bienestar material o emocional, podés ofrecer asesoramiento o consultoría.

En ocasiones, vas a encontrar el término “Coaching” para referir a esta forma de obtener ingresos ofreciendo un servicio a particulares o empresas. Sin embargo, el trabajo del Coach es diferente al del Consultor. El coaching requiere formación técnica específica. Tu experiencia personal en un tema puede transformarse en una guía para muchas personas desde una asesoría o consultoría siempre y cuando actúes desde la conciencia de servicio.

De asesoramiento de imagen a consultoría para organizar espacios, tus posibilidades son infinitas. Siempre que tengas un aporte de valor y resuelvas un problema, vas a tener la posibilidad de conseguir clientes. De la misma forma que una clase en línea solo necesitás tu computadora, conexión a internet y un espacio de encuentro como los que referí en el apartado anterior.

5- Redacción de textos.

Cuando las palabras son tu mundo y escribir es una tarea fluida y sin esfuerzo, entonces podrías pensar en ofrecer este talento emprendiendo en internet.

Escribir con corrección y gracia puede abrirte muchas puertas. Esta habilidad es útil tanto para escribir de forma independiente como en una plataforma para escritores que venden sus textos por cantidad de palabras.

¿Una sugerencia? Podrías especializarte en textos administrativos o textos relacionados al
comercio: escritura de mails, armado de memorándums, reseñas, artículos, etc. Si querés conocer una plataforma para obtener dinero escribiendo: Freelancer.

Si estás buscando una forma de pensar textos que emocionan, persuaden y venden, te invito a conocer mi ebook «Escribe. Emociona. Vende». En él vas a encontrar una síntesis de información específica para que escribas textos que conducen a un lector desde que es un visitante frío hasta que se transforma en un cliente.

6- Corrección de textos.

Dentro del campo anterior, la corrección de textos puede desarrollarse de forma independiente. Basta que tengas un sólido conocimiento de la gramática para ofrecer tus servicios a quienes quieren emprender en internet vendiendo sus infoproductos.

En este caso, no te corresponde crear los textos sino darle la mejor forma sintáctica y ortográfica posible. En la misma plataforma que mencionaba antes, Freelancer, podés presentarte como corrector.

7- Traducción de textos.

De pronto, no es tu voluntad dar clases particulares pero tu nivel de conocimiento de un idioma es profundo y rico. Entonces, una buena forma de rentabilizar tu conocimiento traduciendo textos que no serían accesibles de otra forma para un lector que desconoce un idioma extranjero.

Podés hacerlo tanto de forma autónoma, como en una plataforma. Podrías ayudar a personas que se mudan a países en los cuales desconocen el idioma y muchas veces necesitan, urgentemente, traducir documentos, comunicadosy otro tipo de textos para legalizar su situación administrativa.

Es un trabajo para emprender en internet desde tu casa y con la única ayuda de una computadora para agilizar el proceso de escritura.

8- Práctica de idiomas.

Si tu nivel de conocimiento de un idioma aún no te permite enseñarlo, existe otra posibilidad además de la traducción de textos: sesiones de práctica. Este tipo de servicio es ideal para personas que ya sea por motivos personales o laborales necesitan conocer el idioma en “uso” antes que todas sus reglas gramaticales.

Una sesión de conversación permite agilizar la comprensión y practicar la pronunciación que suele ser tan difícil de adquirir para los adultos. Podrías combinar esta tarea con la enseñanza. También podrías asociarte con un profesor que ofrezca cursos online y dedicarte exclusivamente a las sesiones prácticas.

9- Escritura de reseñas de calidad.

¿Te gusta el cine o el teatro? ¿Conocés mucho de arte? De pronto siempre estás al tanto de las ferias o los eventos de formación disponibles en tu ciudad. Entonces, podrías emprender en internet ofreciendo reseñas de calidad.

La reseña implica además que expongas tu opinión y la desarrolles de forma crítica para ayudar a otras personas a tomar mejores decisiones. Escribiendo reseñas (en tu blog o para una plataforma editorial) se obtienen ingresos de:

  • Emprendedores que quieren promover eventos, productos y servicios.
  • Usuarios que no quieren perder el tiempo buscando opciones.
  • Los espacios publicitarios en tu blog.
  • Organización de sesiones de recomendación, sorteos y demás experiencias que visibilicen las propuestas de quienes venden productos o servicios.

Ejemplo de escritura de reseñas como negocio rentable: Alma Singer

10- Asistente virtual.

Cuando la tecnología es uno de tus placeres para nada secreto, disfrutás de moverte entre correos electrónicos, redes sociales, plataformas y herramientas online, tu posibilidad de emprender en internet es como asistente virtual.

Un asistente virtual vende su trabajo por hora y ofrece la posibilidad de optimizar el tiempo de producción de otro emprendedor o empresario realizando tareas administrativas. En este sentido, te enfocarías en la gestión de tareas rutinarias que organizarías tanto en tu agenda como en la agenda de tu cliente.

Ser asistente virtual por horas puede ser una salida laboral viable para quienes estudian y desean tener un ingreso extra de tiempo parcial, ya que permite que establezcas una cartera de clientes flexible como para acomodar tus horarios.

Palabras finales.

Es momento de que decidas cuál va a ser tu idea y comiences a pensar en cómo ejecutarla para emprender en internet aún en tiempos de crisis. Te recuerdo que para obtener una guía sobre:

  • Cómo definir tu cliente ideal.
  • Atraer audiencias específicas.
  • Escribir textos que emocionan.
  • Vender productos en internet.

Te ofrezco mi ebook «Escribe. Emociona. Vende». Espero que comiences hoy mismo.

Autor

Escribir un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.