Este es un artículo sobre los beneficios de escribir un blog. Aunque al principio, te parezca que estoy hablando de otra cosa, paciencia con la digresión porque tiene sentido. Al menos en mi desmesurada imaginación literaria. Con esta advertencia hecha, seguimos adelante.

Cuando aún la imprenta era una aventura temeraria, el autor de El Lazarillo de Tormes afirmaba que escribir es una tarea esforzada. En consecuencia, quien escribe, espera algo a cambio de su labor. Esta retribución puede ser material o emocional, pero en ambos casos es una recompensa al trabajo que significa escribir. Que no cunda el pánico. Como te dije antes: no pienso escribir un post sobre la novela renacentista sino sobre los beneficios de escribir un blog.

Para quienes no leyeron la novela o para quienes apenas la recuerdan de su paso por las aulas, un poco de paciencia. Me permito el atrevimiento de asegurarles que las fortunas y adversidades del pícaro más famoso de la literatura es una obra magistral de marketing. De hecho, debería ser lectura sugerida en todos los programas que pretendan enseñar a ofrecer al mundo la mejor versión de nosotros mismos o de nuestros proyectos.

En honor a mi pasión por las letras, esta entrada te cuenta dos ideas fundamentales de la novela que escribió un hombre que prefirió el olvido de la historia para dejar en ella su obra.

 

 

Beneficios de escribir un blog.

 

Quienes decidimos escribir en plataformas públicas lo hacemos esperando que alguien nos lea. Por ese motivo escribí los cinco factores que atraen lectores a un blog, porque debemos partir de la idea de un receptor para nuestras palabras.

También afirmo que todo aquel que escribe tiene un objetivo.  Cuanto más específico sea el objetivo que te impulsa, más sencilla y placentera es la tarea de escribir. En este sentido, te pido que pienses qué  beneficios esperabas obtener cuando decidiste crear un blog para tu marca.

4 beneficios de escribir un blog de marca:

 

  1. Expresarte: un blog es el espacio para que desarrolles los valores de tu marca. Pero también para que tus lectores conozcan a la persona detrás de los productos. Si tus productos son de terceros, entonces un blog en el cual expreses tus ideas, genera confianza. Si tus productos son fruto de tu talento y conocimiento, ¡con más razón! Los clientes nos enamoramos tanto del creador como de sus creaciones. Usá tu blog para construir tu aura.
  2. Obtener reconocimiento: un blog es un espacio en el cual es posible mostrarle al mundo lo que sabés hacer. Es el espacio para definir tu pasión, aquello que te causa satisfacción desde el principio al fin. De la misma forma que tiene un rol esencial en la conexión emocional con tu audiencia, tiene incidencia directa en tu posicionamiento como especialista.
  3. Cambiar la realidad: ser solidario a una causa, ayudar a otros orientando, creando, coordinando o lo que sepas hacer mejor.  Un blog es una potente herramienta para ir más allá del ego y los intereses comerciales, utilizando el posicionamiento que logres para promover iniciativas que transformen tu entorno.
  4. Vender tus productos o servicios: otra motivación totalmente válida es promover tus creaciones. Si bien en el blog no se vende -al menos no directamente-, a partir de tus contenidos es posible crear una comunidad a la cual inspirar confianza para convertir lectores en clientes.

 

Expresar, reconocer, ayudar y vender.

 

La necesidad de comunicarme con otro que lee, se interesa y comenta es la marca distintiva del blog. El deseo de expresar-se es previo a cualquier objetivo. Me propongo escribir un blog porque tengo ideas, emociones, conocimientos que quiero exponer. Sin embargo, siguiendo la lógica del autor del Lazarillo, todo el que escribe espera reconocimiento. Porque ser reconocido, en su sentido más amplio, es la etapa previa a poder ayudar o vender.

 

Si no logro que los lectores reconozcan lo que puedo aportar para solucionar un problema específico, menos voy a lograr que confíen en el valor de mis productos o servicios.

 

La cita erudita dice que «la honra cría las artes».  Quien produce un texto espera «la honra», el reconocimiento público. Cualquiera sea el tema de tu blog,  los primeros esfuerzos que realices van a estar orientados a ser reconocido por tu conocimiento, habilidad, sensibilidad, creatividad, etc. Luego de lograr la confianza de tu lector  estás en posición de impulsar tu causa o tu negocio.

 

Remar con fuerza y maña.

 

Muy lindo,  un argumento lógico y todo eso. Ahora, después de que me identifico con alguno de los beneficios de escribir un blog que mencioné antes: ¿cómo escribo para que mis palabras inspiren confianza en el lector? Este es el verdadero grado cero de la escritura:  cómo seducir al otro con palabras. Los diferentes tipos de texto para interpelar a un lector suponen cuatro habilidades muy básicas:

 

  • Narrar.
  • Describir.
  •  Exponer.
  •  Argumentar.

 

Si te proponés escribir, vas a necesitar las herramientas básicas de la narración. Si tus post son tutoriales o recetas, vas a necesitar la habilidad de describir y exponer con claridad. En el caso de intentar vender un producto o servicio, la argumentación es tu aliada. Si este último es tu caso, te interesa leer por qué necesitás contar historias para vender. Como verás, muchos pueden ser los beneficios de escribir un blog.

Narrar, describir, exponer y argumentar son cuatro habilidades que utilizamos en nuestra vida cotidiana. Si a esto le sumamos que amás tu tema,  estás a un paso de construir la confianza que te permita alcanzar tus objetivos. Citando a Lázaro de Tormes es la forma de ir remando con fuerza y maña para llegar a buen puerto.

Autor

Escribir un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.