Marca personal y storytelling son herramientas poderosas para ampliar tu autoridad y conseguir más clientes con menos esfuerzo. Aunque la intuición te grita lo que tendrías que hacer para poner en funcionamiento esta dupla del marketing, quiero que comiences haciéndote una pregunta elemental:

¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste leyendo un artículo informativo e impersonal?

Disfrutamos de escuchar o leer a quienes expresan toda la fuerza de su personalidad en el discurso. Estas personas tienen un aura especial que no necesitan forzar o fingir. ¿Querés encontrar esta voz para tu marca personal? Comencemos entonces a perfilar tu estrategia de marca personal y storytelling.

Una estrategia de marca personal y storytelling puede ayudarte a conseguir más clientes con menos esfuerzo. Te cuento cómo perfilarla en 4 pasos.

Marca personal y storytelling para conseguir más clientes.

En tu búsqueda del estilo personal seguramente habrá términos que re-aparecen una y otra vez:

  • Autenticidad
  • Naturalidad
  • Simplicidad

¿Estás frunciendo el seño? Entiendo tus dudas. Los anteriores, son términos generales: no te indican cuál es el camino que tenés que seguir para darle a tu marca personal esa potencia especial que tienen quienes son grandes oradores o tienen el don de la escritura.

Es que cada una de estas palabras son un camino y un resultado en sí mismas. No hay un algoritmo para expresarte naturalmente, más que sentarte a escribir y dejar que fluyan las palabras.

El núcleo del estilo personal en la escritura es la autenticidad y la simplicidad porque todo acto comunicativo se fortalece cuando la expresión es natural y llana.

La anterior es una verdad  indiscutible para todo aquel que quiere escribir para comunicarse con otros seres humanos. Pero claro, este concepto no te ofrece la guía que estás necesitando en este momento. Lo sé, me declaro culpable de no haber escrito antes cómo podés empezar a desarrollar tu estrategia de marca personal y storytelling para:

  • Definir tu identidad online.
  • Consolidar tu autoridad.
  • Conseguir más clientes con menos esfuerzo.

Cómo definir tu marca personal con storytelling.

Voy a ofrecerte cuatro pasos simples para que comiences a ejercitar tu estilo personal.  Espero entiendas que la escritura no es un acto de magia sino una práctica constante, en la que el error está tan presente como el acierto.

Dicho lo anterior, comencemos con los cuatro pasos de tu estrategia de marca personal y storytelling.

1- Escribir sobre experiencias personales.

Hay una primera respuesta que roza la obviedad. Para expresarte con naturalidad al contar una historia, el primer paso es elegir para desarrollar un tema que te convoque emocionalmente.

Si querés ser personal en tu escritura, tenés que comenzar escribiendo de experiencias personales.

¿Te parece demasiado simple para ser verdad? Pensalo un  segundo. Al escribir sobre experiencias que vos misma experimentaste, la certeza te acompaña en cada palabra porque te asiste la convicción. No es necesariamente que seas  «la voz de la verdad». Pero el hecho de haber protagonizado una experiencia te da la seguridad de contarla sin titubeos. Esa seguridad se siente en la voz y en la elección de las palabras.

La seguridad en la voz se traduce en credibilidad.

Obviamente, cuanto más rico sea tu vocabulario, más libre vas a ser de elegir las palabras que expresen tu viviencia. Si sentís que tu vocabulario tiene deudas, es el momento de comenzar a leer todos los días.

Es verdad, no tiene un fin práctico. Sin embargo, una persona enriquecida en su mundo de palabras es una persona que persuade y vende mejor. De eso no tengo la más mínima sombra de duda.

2- Sin miedo a la emoción.

Cuando algo te indigna, expresalo. No lo ocultes con un manto de silencio. Si algo que afecta a tu marca personal te emociona, transformalo en palabras porque enriquece la experiencia de tus lectores.

Una de las grandes dudas de quienes quieren diseñar una estrategia de marca personal y storytelling en el mundo online es dónde está el límite de la expresión de la intimidad y las emociones.

Mi respuesta quizás no sea lo enfática que estás esperando: depende.  ¿De qué «depende»? Depende del contexto del discurso y lo que quieras mostrar y expresar a tu audiencia. También está muy supeditado a lo que te permita sentirte cómoda.

Quizás sos la más feliz exhibiendo cada paso de tu vida porque lo sentís como natural. Entonces ¡adelante! Tu audiencia va a valorar tu apertura y si no, modelarás una audiencia que lo disfrute.

¿No te sentís cómoda escribiendo sobre tu vida personal? Entonces poné los límites en el punto en el cual aún podés moverte cómodamente.

Ser personal y emocional no significa abrir tu intimidad en las redes sociales.

Compartí lo que te inspira a seguir, lo que te da fuerza, los gestos de tu vida cotidiana que suponen lecciones para compartir con quienes te siguen.  Ser personal no es una selfie llena de emoticones. Es posible ser muy personal en la elección de una cita inspiracional.  Tu elección es personal y en las palabras de ese autor estás expresando tus emociones.

3- Escribir de uno a uno.

Cuando escribís tu newsletter o un artículo para  tu estrategia de marca personal y storytelling en redes sociales, siempre escribí de uno a uno. ¿Cómo se hace esto?  Como si le escribieras a una persona cercana y conocida. Más que eso: como si le escribieras a un amigo. Si el tema te apasiona, apasionate.  Cuanto más casual te escuches mejor va a recibir tu audiencia el texto que escribas.

No caigas en la trampa del profesionalismo estéril.  ¡Hay demasiadas personas serias hablado o escribiendo sobre temas serios!

El intento de sonar profesional  solo va a generar una distancia con tu lector porque siente la impostura.  Pero si estos párrafos te resultan insuficientes, te invito a leer: Aprender a escribir online.

4-  Elegir tu campo de palabras seguras.

Título con trampa.  No es que hayan palabras «seguras» y otras que no lo sean.  Simplemente te pido que durante una semana, estés muy atenta a tu vocabulario coloquial.  Para que tengas una guía,  te sugiero responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuáles son tus palabras o expresiones más repetidas? No lo dudes: existen términos marcados en tu lenguaje cotidiano. Todo es cuestión de descubrirlos. Y luego, de decidir si son las que conviene incluir en tu estrategia de marca personal y storytelling.
  2. ¿Con que palabras y formas de expresión te sentís más cómoda? Esforzarte por impostar tu forma de expresión únicamente genera agotamiento.
  3. ¿Usás muchas expresiones regionales? ¿Las entendería un lector extranjero? Este sí es un aspecto a tener en cuenta cuando tu audiencia es internacional.
  4.  ¿Qué lugar tienen los verbos en tu forma de hablar? ¿Y los adjetivos? ¿Usás muchos o casi no usás? Un estilo centrado en la acción es diferente  de aquel que se centra en la descripción. Es elemental que comprendas esta diferencia.

Sé que en el afán de conseguir más clientes puede parecer ocioso concentrarte en el uso de los verbos o los adjetivos. Te pido un voto de confianza. Este análisis de tu forma de hablar puede fortalecer tu estrategia de marca personal y storytelling de una forma que en este momento parece lejana.

De esta forma, estás iniciando el camino hacia una estrategia marca personal y storytelling que deje huella en tu audiencia.

Antes de irte, podés hacer dos cosas: leer Identidad verbal, la voz de tu marca y pedir acceso a mi comunidad de aprendizaje: Escribe y Vende. Allí, podemos reflexionar juntas y encontrar las mejores respuestas para el crecimiento de tu marca.

Autor

3 Comentarios

Escribir un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.