Quiero contarte por qué deberías pensar en escribir contenido para tu blog. Dicho de otra forma, por qué conviene a tus objetivos escribir contenido para tu blog. Independientemente de mi amor por las letras, este artículo no tendría sentido si no creyera que una estrategia de contenidos es esencial para comunicar el valor de tus productos y servicios. No con la ridícula pretensión de que todo el mundo caiga rendido a tu encanto narrativo, sino para conectar emocionalmente con quienes podemos ayudar con nuestro talento o conocimiento.

 

Contenido para tu blog

 

Por qué crear contenido para tu blog:

 

Creo en el poder de la palabra para expresar identidad y generar lazos con las personas que miran la realidad desde el mismo lugar. O en la misma dirección, que es lo mismo pero no es igual. Sin dudas, con un mínimo dominio de las técnicas de expresión escrita, la experiencia no sólo es gratificante para quien lee sino para quien escribe.

Claro que éste es un argumento emocional: apela a la necesidad humana de sentirnos en contacto con el otro. Si el terreno de la emoción te resulta incierto, también tengo certeza de los argumentos racionales para dedicarle un momento a pensar sobre la generación de contenido para tu blog.

Te cuento tres razones por las cuales deberías escribir un blog que conecte con tus clientes potenciales y exprese quién es la artista detrás de la marca.

 

1- La imagen atrae, el contenido domina.

 

Naturalmente, sentimos afinidad por las páginas visualmente atractivas. O dicho de una forma más específica: sentimos afinidad por las web diseñadas de acuerdo a los parámetros estéticos propios de nuestro tiempo y región. En la cultura occidental, la vista tiene un rol preponderante sobre los otros sentidos. En un universo saturado de información visual como lo es internet, seleccionamos primero aquellas imágenes que nos halagan estéticamente.

Personalmente siento afinidad por la simplicidad, los fondos neutros y las imágenes luminosas. Ahora, cuando llego a un blog con estas características, si no tiene algo más que ofrecerme, probablemente no me quede mucho tiempo.

 

Ese «algo más que ofrecer» de un blog de marca es la expresividad, el hilo narrativo, la percepción del ser humano detrás del teclado.

 

Desde el principio entendí que tanto la autenticidad como la capacidad de contar historias son la clave de la escritura online. Crear contenido para tu blog es poderoso. El tipo de historia que cuentes dependerá del lector al cual apeles y del vínculo que desees crear con él. La narrativa de un blog tiene un «lector ideal» y podés aprender a definirlo leyendo el siguiente post: Cómo definir el lector ideal de tu blog.

 

2- La lectura sesgada.

 

Dicho en criollo: la lectura es selectiva. Se lee el título (y los sub-títulos si los hay), el enunciado inicial de cada párrafo, las negritas, los destacados y el párrafo final. La mayoría de los lectores en línea padecen de hiperactividad on-line. No dedican más de cinco minutos a una entrada. Salvo que lo que lean les aporte contenido técnico, informativo o emotivo.

 

La conexión mágica se produce cuando un blog que me conquista con su presentación estética, me enamora con su palabra.

 

Como no puedo evitar la referencia literaria, aquí va: Sherezade evitó la muerte durante mil noches solo con el poder de la narración. Claro que tengo mis reparos con la señorita que terminó siendo esposa del mismo hombre que ya había asesinado a tantas concubinas.  Pero obviemos mis reparos al respecto. El caso es que una narración puede ser hipnótica para quien la lee o la escucha. Y en este plano, hay para todos los gustos. No se necesita una imaginación desmesuradamente frondosa o una vida excitante para escribir un blog de marca que exprese tu identidad y coseche lectores a su paso.

 

3- un buen contenido para tu blog incentiva la participación.

 

El desarrollo de ideas en un blog no puede ser un ejercicio individualista. Si escribo, deseo que mi lector se sienta identificado, reaccione, participe, se motive y difunda lo que leyó. En ese sentido, un contenido cuidadosamente elaborado permite crear vínculos, consolidar la confiaza -y con ella mi autoridad. Luego de que esto suceda, estaré en posición para persuadir. O para llegar al corazón de un lector que ahora es cliente potencial.

 

Cuando la palabra es tuya…es tuya para siempre. Pero no tiene sentido en solitario. Los monólogos son para el arte dramático. En un blog quiero generar confianza.

 

Quiero que mi lector anónimo se haga presente, me escriba, comente, participe. La forma más efectiva de generar confianza e incentivar a la participación es creando comunidad. Las comunidades se modelan con el tiempo y se cimentan en la identificación verbal. Si querés saber cómo crear la tuya, podés leer:  Escribir un blog: crear comunidad.

¿Cuál de los argumentos anteriores es el que conviene en este momento a tu marca? Si estás buscando expandir tu presencia online y formar parte del diálogo que supone la comunicación virtual, escribir contenido para tu blog funciona como tu carta de presentación y más.

 

¿cómo generar ideas de contenido para tu blog de marca?

 

Escribir contenido relevante puede transformar el vínculo con tu audiencia. Sin embargo, estás comenzando a sentir una leve señal de alerta. Generar ideas de contenido de forma constante puede ser abrumador. Detengamos todo signo de alarma. Más allá de tu natural creatividad, algunas herramientas pueden ayudarte a generar nuevas ideas para tus artículos. Para esos momentos de sequía imaginativa, podés recurrir al  «Generados de ideas» de Hubspot. ¿El inglés no es tu fuerte? Entonces, te cuento cuatro estrategias que, en un solo fin de semana, puede darte cientos de ideas.

 

4 estrategias para generar cientos de ideas de contenido.

 

  1. Investigar dudas en grupos de Facebook afines a tu tema. Allí donde se hayan reunido dos o más personas que comparten afinidades, surgen dudas, planteos y preguntas. No te estoy proponiendo que mantengas una actitud activa y participativa en cientos de grupos. Sin embargo, una vez por semana podrías dedicar quince minutos a observar los temas de la semana en los grupos más activos. Solo con esta acción, vas a obtener temas para rato.
  2. Rastrear intereses en Twitter. No desestimes la inspiración que pueden ofrecerte quienes escriben sobre tu tema o las líneas de contenido que dejan abiertas en sus artículos. La línea entre la inspiración y la copia puede ser tenue, nunca está demás ser cuidadosa.
  3. Investigar videos de Youtube relacionados. Para una audiencia audiovisual, la mejor opción es investigar los videos con más visitas en esta plataforma. Youtube puede ofrecerte una visión general de cuáles son los temas  más interesantes para una audiencia similar a la tuya. Y algo más interesante aún, cómo enfocar estos temas para no repetirnos y ofrecer una perspectiva novedosa.
  4. Buscar en el índice de libros de referencia sobre tu tema y temas afines. Si tu tema cuenta con bibliografía académica, no dudes en consultar tablas de contenido, índices, casos de estudio, etc. Tu experiencia práctica puede transformar un tema árido en un artículo interesante.

 

Tu blog de marca comienza hoy.

 

Respirá tranquila. Ideas no van a faltarte. Tu propia experiencia cotidiana va a asistirte más de lo que en este momento estás anticipando. Más allá de esto, cuando consolides tu comunidad de lectores, ellos van a indicarte espontáneamente cuáles son sus dudas y necesidades.

¿Ya estás buscando en qué plataforma abrir tu blog? Es probable que a partir de este momento tengas muchas preguntas. Si querés una guía para comenzar, podés escuchar una de las clases desmesuradas sobre blogging: Empezá tu blog pisando firme. 

Autor

2 Comentarios

    • ¡Cuánto me alegro! Espero que sea el punto de partida de muchos contenidos para tu blog. Besos!

Escribir un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.