Ninguna estrategia de marketing -ninguna- tiene el poder del storytelling para emprendedores. Diseñar un producto en función de las necesidades de una audiencia específica ya no es suficiente para diferenciarte en el tumulto de estímulos diarios que  ofrece internet. En vano elevar la voz para que alguien escuche tu mensaje. No son los gritos desesperados los que convocan y seducen. Son las historias que contamos las que transforman un catálogo de productos y servicios en una marca.

En este post comparto contigo 5 claves de los textos que emocionan y venden, para que a través de ellas pienses el mensaje de tu marca y todas sus manifestaciones.

 

Storytelling para emprendedores: cinco estrategias para escribir, emocionar y vender.

 

Storytelling para emprendedores.

 

Una historia escrita para apelar a las emociones es el punto de contacto entre los intereses de una audiencia y la identidad de tu marca. El storytelling para emprendedores es una herramienta para contar un universo en el que tus palabras llevan a mis oídos las soluciones que estoy buscando. Responden mis  dudas y transforman los hechos aislados o los datos fríos en una experiencia que puedo vincular con mi propia vida. Porque una historia que no conecta con mi experiencia emocional es un texto informativo.

El emprendedor que decide contar para destacar el valor de su marca, descubre que no es necesario gritar para ser escuchado y que las mejores historias se cuentan en susurros. Por eso mismo, son memorables. Si el coro desafinado de vendedores en las redes sociales ensordece, no compres un megáfono. Todo lo contrario. Te sugiero bajar la voz, enlentecer el ritmo y comenzar a contar. ¿Cómo? Siguiendo los siguientes cinco principios del storytelling para emprendedores:

 

1- Historias más allá de tus productos.

 

¿El mundo comienza y termina con tus productos? Si tus plataformas de comunicación -blog, redes, podcast, webinars- se reducen a describir minuciosamente la maravilla de tu oferta, aún tenemos mucho trabajo por delante. Pensar cómo ampliar los temas de conversación con tu audiencia es tu tarea del día.

Cada uno de los espacios en los que tenemos la oportunidad de conversar con nuestro público objetivo es una oportunidad de expresar la identidad de tu marca. Allí donde se encuentren reunidas las personas que te interesa convocar -Facebook, Youtube, Instagram, Linkedin- tiene que llegar tu mensaje en todas sus formas. Promocionar productos o servicios es solo una de las formas de tu mensaje.

Cuando observes que tus publicaciones se limitan a un culto al ego o un catálogo de venta, llegó el momento de intervenir para encontrar esos puntos de intersección entre tus intereses y las necesidades de quienes leen. Llegado este punto, es natural que te cuestiones cuáles son los temas sobre los cuales podrías organizar tu calendario de marketing. Veamos con calma cuáles son las posibilidades.

 

3 ejemplos del storytelling para emprendedores:

 

  1. Citas o reflexiones que expresen tus valores de marca e interpelen a tu lector. Una interpelación gentil, sin presionar pero incitándolo a tomar una posición. Esto significa que el texto que escribas tiene que presentar un cuestionamiento o una pregunta final que se sienta compelido a responder. Por identidad o por rechazo. ¿Quién quiere que su audiencia rechace sus puntos de vista? No te preocupes que ése, no es el punto. Imagina el siguiente escenario: una reflexión sobre un aspecto que nos indigna y busquemos que la audiencia comparta esa indignación. No hay nada como un enemigo común para fortalecer lazos.
  2. Anécdotas personales. Aún las situaciones irrelevantes de la vida cotidiana son motivo de storytelling para emprendedores.  Este tipo de textos cuentan quién soy y cuál es mi propósito dando ejemplo de transparencia. Quienes me siguen sabrán que detrás de mi marca hay determinado tipo de persona en la que pueden confiar o no, según su consideración.
  3. Promociones de tus productos o servicios. Con un giro creativo, incluidas dentro de historias. El relato de un viaje  por un país con hermosos paisajes se nutre de cientos de historias. También es el contexto ideal para vender mochilas, calzado e incluso hojas de ruta digitales para orientar turistas. Aplicando este mismo criterio a tu producto o servicio, seguramente encuentras las historias que lo acompañan. No dejes de mirar el siguiente ejemplo,

 

The Eye Ball from Georgetown Optician on Vimeo.

 

2- Contar la mejor historia.

 

¿Cuál es la mejor historia del storytelling para emprendedores? La respuesta es engañosamente simple: la que responde lo que ya sé o la que ilumina lo que desconozco. Encontrar el punto dulce entre tu saber y el de tu audiencia puede ser el desafío de muchos meses de vigilancia. Sí: vigilancia. Lectura de comentarios en tus perfiles y en los perfiles de la competencia y reconocimiento de la forma de expresión de tu cliente ideal:

 

  • ¿Qué palabras identifican su problema?
  • ¿Cómo describe su estado de ánimo con este problema?
  • ¿Qué dice necesitar? (Atención: no siempre es lo que necesita pero es lo que cree que necesita)

 

Este último punto es particularmente importante. En ocasiones, estamos ofreciendo nuestros productos y servicios ante personas que ni siquiera reconocen tener un problema. O no les interesa pagar por una solución. En este sentido, la investigación es un paso previo e indiscutible a la definición de nuestra estrategia de storytelling. Las grandes marcas contratan empresas especializadas en este tipo de recursos. Un emprendedor, tendrá que permanecer con todos los sentidos abiertos. Y aún así, es muy probable que las primeras conclusiones sean confusas y poco acertadas.

Cuando ya tenemos un panorama claro de a quién dirigimos nuestro mensaje y cómo nuestra solución encaja en su problema, entonces las historias tienen que apoyarse en el mundo de referencia del lector para presentar lo que aún no es capaz de ver o entender.

 

3- Énfasis en el detalle.

 

La prisa por decir, atenta contra el tiempo que se necesita para contar. Si bien los lectores digitales tienen un promedio de permancencia de apenas dos minutos en una página, contar supone conducirlos a otro tiempo, el de la historia. Cuando un relato nos atrapa no solo tenemos la necesidad de saber más sino que perdemos la noción del tiempo.

El storytelling para emprendedores revaloriza el poder de los detalles para comunicar: una cabeza gacha tiene más valor comunicativo que dos párrafos explicando la tristeza de un personaje.

 

La descripción de una mirada cómplice tiene más fuerza que una disertación sobre la amistad. Y un detalle del espacio puede iluminar una situación con mucha más rapidez que un discurso filosófico.

 

Cuando cuentes, especialmente cuando cuentes para generar un vínculo con tu audiencia, entran en juego todos tus recursos. Entre ellos la capacidad de observación del mundo que te rodea. Tanto como la de contar lo que estás viendo, oliendo, tocando, saboreando. De este ejercicio constante de sentir el entorno surgen la mejores historias. Las que tienen el sabor de la autenticidad y el lector descubre con satisfacción que compartimos su mundo, su experiencia y su conocimiento. ¿Vemos ejemplos?

 

  1. Contar con una imagen sensorial (visual, olfativa, táctil) lo que tu producto ofrece.
  2. Describir el clima de trabajo en tu oficina, taller, empresa con una imagen visual.
  3. Pedir a un cliente que defina sus sensaciones al recibir por primera vez un producto o servicio.

 

4- Usar la analogía.

 

En el storytelling para emprendedores también tiene lugar la analogía o el lenguaje metafórico. Si bien los textos escritos para comunicar se caracterizan por su sencillez, simplicidad no es simplismo. La forma más cercana y amable para expresar algo que mi audiencia aún no entiende es compararlo con aquello que ya conoce.

¿Cómo va a reconocer tu audiencia la necesidad de algo que desconoce? Desde el primer texto que escribas tus esfuerzos se orientan a educar en los beneficios y trabajar sobre ellos sobre la base de lo que es conocido. Una metáfora apelando al mundo de referencias de tus lectores puede ser más efectiva que una compleja descripción técnica.

El mismo concepto se aplica para las descripciones de los productos en una tienda online. Como tu cliente accede solo a una dimensión del producto -la visual- la analogía te ayuda a expresar las otras dimensiones:

 

  • Del tamaño de la palma de una mano.
  • Suave como el tacto de la piel de un recién nacido.
  • Con el sabor ácido y dulce de las naranjas.

 

Si te interesa aprender más sobre el tema, te sugiero leer: Cómo escribir descripciones de productos que venden.

 

5- El silencio como herramienta de comunicación.

 

Un gran relato es una secuencia de palabras, bien organizadas y escritas pensando en quien me escucha. ¿Es paradójico entonces reconocer el valor del silencio? ¡Claro que no! Las mejores decisiones que toma un storyteller son:

 

  • Que no decir.
  • Eliminar lo accesorio.
  • Dejar de escribir – o callarse- a tiempo.

 

Los mejores textos son tanto fruto de lo escrito como de lo que fue editado o simplemente, no escrito. Un tercio de lo que escribimos puede borrarse sin arrepentimientos. La fuerza de un relato de marketing está relacionada a su poder de síntesis y al ejercicio de expresar lo mismo con menos -y menos- palabras.

Por este motivo son tan importantes las imágenes sensoriales y las metáforas. Porque al valorizar el conocimiento previo del lector, nos ayudan a sintetizar situaciones o emociones complejas con pocas palabras. Veamos un ejemplo. El adjetivo “angelical” recoge una extensa tradición cultural. Y despierta en la mente de mi lector decenas de connotaciones. Una palabra como ésta, nos ayuda a construir todo el perfil de un personaje en segundos.

 

Es tan importante saber que decir como saber cuándo callar.

 

Storytelling para emprendedores: formación colectiva.

 

Transformar el storytelling para emprendedores en tu estrategia de marketing es un desafío constante de aprendizaje. Si querés transitar ese camino en compañía, te invito a participar del grupo Escribe y Vende. Es un placer recibirte.

Autor

Escribir un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.